La Galera Magazine > NOTICIAS > Entrevistas > Ángel Márquez: “Cuando una imagen te llama la atención más de lo habitual es porque se ha convertido en arte”

Ángel Márquez: “Cuando una imagen te llama la atención más de lo habitual es porque se ha convertido en arte”

Ángel Márquez

Un fotógrafo pacense, no uno cualquiera, uno que ha convertido en su proyecto más personal el retrato de personas con tatuajes. Él es Ángel Márquez, un artista que siempre intenta salirse de lo normal para lograr una fotografía única, diferente y perfecta.

¿Cuál es para ti la fotografía perfecta?

La que tenga una luz que realce lo que tú quieres mostrar, que favorezca la belleza de la foto. Para mí, controlar la luz y adaptarla a lo que yo quiero es la mayor dificultad.

¿Cómo se hace una buena fotografía?

Con bastante trabajo, aunque hay de todo. Hay fotógrafos que esperan en la calle el momento perfecto para que haya la luz que buscan, ven alguien o algo interesante y hacen una foto magistral. Hay otros fotógrafos, como es mi caso, que preferimos investigar y hacer una preparación previa con referentes que nos gusten.

Por lo que dices, imagino que otra parte importante de tu trabajo es saber qué ha ocurrido y qué está ocurriendo actualmente en el mundo de la fotografía ¿no es así?

Efectivamente. La cultura fotográfica es fundamental. Nada sale de la nada. Siempre hay alguien que te inspira. De hecho, la biblioteca de mi casa está compuesta por fotografías y por fotógrafos (Sonríe). Ellos son mis maestros. Tengo sus libros para ver sus fotos porque es lo que me inspira para después crear mi propio estilo.

¿Cómo es el estilo de Ángel Márquez?

Mi estilo forma parte de todo lo que he ido aprendiendo, tanto de forma directa, a través de cursos que he realizado, como de forma indirecta, mediante libros que he ido adquiriendo. Todo lo que hago ahora mismo es la suma de lo que he ido aprendiendo de otros fotógrafos. Siempre tienes tu toque original, aunque siempre hay alguien que te marca.

¿Hay diferencias entre un artista que hace fotografías y un fotógrafo?

Depende. Por ejemplo, si hablamos de las bodas… hay fotógrafos que en ellas hacen fotos técnicamente muy correctas, pero luego hay fotógrafos que son artistas y que también hacen ese tipo de trabajos. La diferencia está cuando una imagen te llama la atención más de lo habitual, te atrae de una forma especial; si necesitas tiempo para pensar y entenderla, es porque la fotografía se ha convertido en arte.

Ángel Márquez

Dices que cada sesión fotográfica que haces es un reto nuevo y una oportunidad para crecer. ¿Qué aprendes con cada fotografía que realizas?

Yo siempre intento que las luces no sean iguales. Tengo unos esquemas de iluminación que me gustan pero siempre trato de introducir algo nuevo: una expresión en el modelo, un artilugio diferente… Pretendo que, aunque el mismo modelo salga en cinco fotografías, cada imagen sea distinta. Yo me considero retratista y ese género fotográfico pretende sacar el alma de la persona.

¿No es cierto que el retrato es el género fotográfico más complicado?

Sí. Nos vamos a un tema muy psicológico. Se puede tener una técnica genial, pero hay que conseguir que la persona se abra al fotógrafo, que esté tan cómodo que no necesite ponerse ninguna máscara.

¿Cómo te diferencias tú como fotógrafo en comparación con otros artistas?

Me definiría como alguien muy cercano, pero siempre con mucho respeto. Aunque sea una foto dura, siempre busco la mayor elegancia posible y que la persona retratada quede bien.

Siempre hay quien dice que una fotografía la puede hacer cualquiera…

No (Ríe). Yo marco dos diferencias: tirar una foto y hacer una foto. Tirar una foto lo puede hacer cualquiera y pueden salir imágenes muy buenas, pero hacer una foto va más allá. Es construirla y pensar qué quieres enseñar con ella. Aquí ya influyen más factores: la pose del modelo, la actitud, la luz, el ajuste de cámara, la posición del fotógrafo… Son muchas más cosas.

¿Un teléfono móvil se puede convertir actualmente en un enemigo para el fotógrafo?

Tener un móvil y hacer una fotografía con él no te convierte en fotógrafo, a no ser que pienses en los factores que antes nombraba. En ese caso, aunque sea con un móvil, sí estás construyendo una fotografía. Este aparato no es un amigo ni un enemigo, sino un accesorio más que se puede utilizar bien o mal, al igual que una cámara. Siempre digo que ahora mismo no tenemos unas cámaras que nos permitan hablar por teléfono… (Sonríe)

¿Qué es lo más raro que has hecho en este mundo de la fotografía?

Realmente siempre intento salirme de lo normal. A veces lo consigo y otras veces soy más clásico. Ahora tengo un proyecto pendiente muy original en el que rindo homenaje a Luis Buñuel a través de su película Viridiana.

También realizas talleres de fotografía. ¿Qué tipo de alumnos sueles tener?

Suelo tener de todo. Tengo a gente con entre 18 y 20 años que se han comprado una cámara y quieren aprender, y luego tengo a gente más mayor que lo que desean es hacer cosas diferentes con sus cámaras de fotos. Yo me lo paso muy bien; les enseño mi estilo para que luego ellos aprendan a crear el suyo propio utilizando las herramientas que les he dado.

¿Qué es lo bueno y lo malo de ser fotógrafo en Badajoz?

Es verdad que hay menos oportunidades y hay muy buenos profesionales. Quizás en otras ciudades podríamos tener más visibilidad de cara a un mayor público. En Badajoz, sí hay un mercado para poder vivir de esto pero hay que luchar mucho; hay que darle mucha caña.

ÁNGEL MÁRQUEZ

(Visited 132 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Comment