La Galera Magazine > Cultura > Cine > Caín y Abel 2.0

Caín y Abel 2.0

El pacense Pedro Díaz reproduce la famosa historia bíblica con un mediometraje de temática social e influencias del cine negro

El famoso relato bíblico de Caín y Abel nos cuenta las vivencias de dos hermanos en el que uno acaba con la vida del otro sencillamente por envidia. Pedro Díaz, director de La Senda de Caín y uno de los fundadores de la productora pacense MediaVida Producciones, decide aportar una visión totalmente renovada de esta historia.

El director opta por un mediometraje de temática social con tintes de thriller y cine negro, en el que narra la historia de dos jóvenes buscavidas, Lolo y Marty, que roban un alijo de drogas a un narcotraficante. La producción está protagonizada por Fernando Nieto y Rubén Arcas, además de contar en el elenco de secundarios con José Escobar y Toni Gónzalez, todos ellos provenientes del mundo de teatro. Con esta carta de presentación, la película cuenta temas como la traición, la amistad, las drogas, los problemas económicos y las fantasías y deseos de los propios protagonistas. “La intención es mostrar que las decisiones que se toman en la vida pueden ser equivocadas y muchas veces el ambiente que te envuelve, puede ser determinante”, explica Pedro.

13041416_1012422315506534_2440491290693135690_oEn cuanto a escenarios, el equipo de Mediavida Producciones ha realizado el rodaje por completo en la ciudad de Badajoz, utilizando como plató lugares tan carismáticos como el Círculo Pacense y el Mesón Zacarías. Los extremeños, y sobre todo pacenses, inmediatamente van a ver ciertos elementos con los que pueden sentirse totalmente identificados. Así, la película cuenta con multitud de detalles como la típica vecina cotilla, un cartel del evento de Los Recitales Salvajes de los pacenses Cisco Bellabestia y Felipe Zapico, o una simple botella de agua Los Riscos. Lingüísticamente resulta curioso escuchar los diálogos de los personajes con un deje extremeño; el espectador está más acostumbrado a escuchar el acento andaluz en producciones cinematográficas.

Barón Rojo en los 80 ya hizo su papel contando la historia de Caín y Abel con su música. Ahora son Pedro y su equipo los encargados de hacerla llegar al público, esta vez adaptada a los tiempos que corren y al contexto espacio-temporal en el que se rueda.

Los primeros pasos de MediaVida Producciones

La Senda de Caín surge en paralelo a MediaVida Producciones como un objetivo personal de Pedro Díaz, y más concretamente como un relato. Lo que fue una idea sobre el papel hoy día se ha convertido en el primer proyecto de la productora, la cual espera poder ir creando más proyectos en un futuro. “El objetivo era empezar a generar movimiento de cine a nivel personal y hacer un círculo de gente que le guste el cine”, afirma Pedro.

El equipo de trabajo se ha propuesto que La Senda de Caín no se quede en un hecho aislado, sino que junto al nacimiento de MediaVida Producciones, sea algo que suponga el inicio de una pequeña industria cinematográfica en la ciudad de Badajoz. En Extremadura prácticamente no se produce cine y este mediometraje es según el director “una forma de llamar la atención y de decir que aquí también se produce cine porque hay profesionales suficientes para ello”.

Artículos relacionados

Comment