La Galera Magazine > Universidad > Ciencia e Investigación > Células madre en mallas quirúrgicas para disminuir el proceso inflamatorio

Células madre en mallas quirúrgicas para disminuir el proceso inflamatorio

Una nueva tesis de la UEx plantea mejorar el efecto terapéutico de las células madre adultas con estrategias alternativas

La investigación de nuevas aplicaciones en el uso de células madre como herramienta terapéutica para el tratamiento de diversas enfermedades ha sido un objetivo primordial durante los últimos años. Así, la investigadora Rebeca Blázquez, autora de la tesis Desarrollo y estudio del potencial inmunomodulador de tres novedosas estrategias para la aplicación de la terapia celular, explica una de ellas consistente en “combinar células madre adultas con materiales utilizados normalmente en cirugía, en este caso mallas quirúrgicas, con el objetivo de evitar o al menos disminuir el proceso inflamatorio que éstas provocan habitualmente y favorecer la correcta integración del material en el organismo.” Gracias a esta combinación, las células madre son capaces de modular la respuesta que el cuerpo tiene contra el agente extraño, de modo que no se desencadena una reacción tan exagerada contra el paciente, por lo que disminuyen los efectos adversos.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores han estudiado la reacción que se origina en el organismo tras implantar una malla quirúrgica, mediada por los macrófagos, células del sistema inmunitario que se encuentran en los tejidos y que poseen dos fenotipos principales: el que desencadena una respuesta inflamatoria fuerte y el que regula esta respuesta, mostrando una acción anti-inflamatoria y pro-regenerativa. Cuando se implantan las mallas quirúrgicas, en la mayoría de los casos, estos macrófagos expresan el perfil pro-inflamatorio, favoreciendo la inflamación. En cambio, el uso de las células madre combinado con las mallas permite revertir el fenotipo hacia la forma anti-inflamatoria y hacer que la reacción ante el cuerpo extraño sea mucho más leve.

El equipo de investigadores ha tenido que realizar un proceso de modificación sobre el material quirúrgico que permitiera a las células adherirse mejor para así poder crear estas mallas recubiertas de células. El estudio también ha permitido comprobar la posibilidad de criopreservar el producto en nitrógeno líquido para así aplicarlo con una mayor facilidad en la clínica, algo que, como afirma la investigadora, “haría más fácil y rápida su utilización, ya que el material estaría ya preparado y almacenado, de tal forma que podría usarse de manera inmediata cuando fuese necesario”.

Esta tesis, llevada a cabo en la Universidad de Extremadura, ha conseguido un accésit del premio a publicaciones científicas 2016 que otorga la fundación de la Real Academia de Medicina de Sevilla.

Artículos relacionados

Comment