La Galera Magazine > > NOTICIAS > Acción Social > El Progreso de una sociedad

El Progreso de una sociedad

tancercatanlejos barrio el progreso

‘El Progreso’ espera. Y así lo reflejamos en este artículo de Leonor Real Adame, Coordinadora del Área de Radio en OndaCampus, del número especial de ‘La Galera Magazine’ con motivo de la XXXIV Semana Cultural del barrio, dedicada al Año de la Mujer

Dos puentes y una gran vía de un tren fantasma que no acaba de aparecer por una ciudad que lo necesita. Son las fronteras que separan un conjunto de barrios del resto de Badajoz. Fronteras físicas, pero más fronteras psicológicas preconcebidas por el desconocimiento de una sociedad. Un estigma y un auto estigma que señala a este conjunto de barrios como una película de los años 20, en blanco y negro.

De esta forma imagina casi toda la sociedad pacense a barrios como El Progreso, El Gurugú o La Asunción. Imaginamos estos barrios en blanco y negro, pero nada más lejos de la realidad.

Debo remontarme a abril de 2017, como coordinadora de la radio de la Universidad de Extremadura (UEx), OndaCampus, cuando me reúno con Fundación CB y me comentan la posibilidad de crear un medio de comunicación en los barrios alojados más allá de las vías del tren. Mi cara fue de total asombro, con algo de miedo y mucho respeto. Son tantas las historias de crímenes que conocemos en estas zonas, que nublan toda conciencia humana a la hora de trasladarse hasta allí. Pero pensé: “Un reto más. Así es una radio universitaria, da voz a quienes no la tienen”.

Reconozco que los inicios fueron duros, no tanto por el trabajo, sino por la imagen preconcebida que tenía de estos barrios. Iba en el autobús cargada con mi equipo de grabación, agarrándolo como si fuera a caerse, hasta el punto de hacerlo una parte extensible de mi cuerpo. Iba con la mente en blanco y negro, sin saber cómo iba a explicar a tanta gente desconocida y ajena a la comunicación, la intención de crear allí una radio.

Mis ideas se desmantelaron desde el principio, cuando todo el mundo que creía en blanco y negro, empezó a llenarse de color. No había colores pasteles, ni apagados, sino amarillos llenos de luz, rojos de pasión y verdes de esperanzas. Colores que llenaron mi mente y mi corazón de azules de tranquilidad.

Y así, poco a poco, día tras día yendo y viniendo, rompí yo misma con las propias fronteras de las que hablaba al principio. Fronteras que ya no son ni físicas porque, ¿qué significa cruzar un puente?. Simple y llanamente, llegar a otro destino que esconde grandes tesoros.

Encontramos en estos barrios un gran tejido asociativo, pero sobre todo social y humano que tiene mucho que aportar a toda la sociedad. Unos vecinos y vecinas dispuestos a cambiar la imagen que se tiene de ellos a base de trabajo y esfuerzo. Nos metemos dentro de una gran cúpula que vamos rompiendo y vamos convirtiendo en un altavoz que cada vez llega a más gente y así, poco a poco, día a día, nace E-Misión Color. Un proyecto impulsado por Fundación CB y llevado a cabo por OndaCampus y Cultura Badajoz que pretende llenar de color la imagen que tiene la sociedad de Badajoz sobre los barrios de más allá de las vías del tren.

Proyectos sociales que hace ya un tiempo Fundación CB lleva a cabo en estos barrios, como el programa MOTIVA, que da una segunda oportunidad a aquellos chicos y chicas que quieren progresar en la vida y que ya lleva muchas ediciones dotando de ejemplares empleados a multitud de empresas de la ciudad.

tancercatanlejos barrio el progreso

Proyectos sociales que la Universidad de Extremadura, a través del Gabinete de Información y Comunicación (GIC), desarrolla gustosamente, abriendo una universidad que la sociedad cree como un estado estancado entre cuatro barrotes. De esta forma, la UEx cumple con su responsabilidad social, transfiriendo conocimientos y dando las herramientas necesarias para lograr una igualdad social y de oportunidades.

¿Quién es la sociedad para dar oportunidades al azar? Las oportunidades hay que aprovecharlas pero, si están en nuestra mano, también hay que darlas. No podemos excluir de una ciudad un conjunto de barrios porque pensemos que son malos. ¿Alguien se ha parado a verlos?.

Un gesto tan simple como abrir la puerta de lo que parece un garaje, pintado a grafiti, un acto que nos puede parecer vandalismo, esconde un gran centro social como El Progreso. Esconde actividades olvidadas como talleres de bolillos, de teatro, reuniones de mujeres y hasta un gran taller donde se elaboran piezas artísticas de metal.

Un edificio que parece caerse a pedazos, pero en el que sólo hacen entrar niños y niñas cada tarde, el Centro Social del Gurugú. Alberga actividades de apoyo al estudio en el que cada tarde Víctor y Abel se encargan pacientemente de atender a más de 20 estudiantes que necesitan motivación en sus estudios, además de implicarse fervientemente en la creación de su propia radio.

Todos, desde la avenida Padre Tacoronte hasta el Gurugú, pasando por los famosos Colorines, están implicados en sus barrios. Ahora sólo falta que el resto de la ciudad conozca lo que se hace en ellos. Unos barrios y unos vecinos llenos de cultura, solidaridad, humanidad y voz.

En definitiva, el progreso de una sociedad llena de color.

(Visited 64 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Comment