La Galera Magazine > Universidad > Ciencia e Investigación > ¿Fiebre hemorrágica en Extremadura?

¿Fiebre hemorrágica en Extremadura?

Halladas garrapatas en Extremadura con AND del virus de la fiebre hemorrágica

Miguel Ángel Habela es el investigador de la Universidad de Extremadura que ha hallado las garrapatas del género Hyalomma lusitanicum en Extremadura. Él es experto en parasitología animal y ha centrado sus estudios de investigación en la garrapata y las enfermedades que pueden transmitir.


El contagio del virus al hombre se produce por picadura de garrapata, contacto directo con sangre, fluidos o tejidos de animales o personas infectadas.


Tradicionalmente, el principal vector reconocido como transmisor de este virus es la garrapata perteneciente a la especie Hyalomma marginatum marginatum, bastante común en la cuenca mediterránea y encontrada en Euroasia y el Norte de África. Sin embargo, el virus también ha sido detectado en una garrapata propia de Extremadura, la mencionada Hyalomma lusitanicum, circunscrita al centro y sur peninsular ,y a la cual no se la había relacionado, hasta ahora, con este virus.

Por ello, Miguel Ángel considera oportuno llevar a cabo unos estudios más exhaustivos centrados en la epidemiología. “Estos estudios nos permitirían conocer primero, qué especies de garrapatas en la Península Ibérica contienen ADN del virus de la fiebre hemorrágica. En segundo lugar, confirmar si a su vez estos vectores tienen la capacidad para transmitir el virus. A continuación, determinar el papel de la fauna salvaje y su interacción con animales domésticos y humanos en la epidemiología del proceso. Y por último, confirmar si tanto los animales salvajes como los domésticos y los humanos infectados con estos genogrupos desarrollan la enfermedad, generan viremia y/o anticuerpos”, apunta Habela. “Son necesarios chequeos epidemiológicos y serológicos que ayuden a conocer el alcance del problema y, en su caso, a tomar las medidas oportunas”, afirma el investigador de la UEx.

Hasta el momento solo han podido darse hipótesis sobre el problema. Miguel Ángel subraya, teniendo en cuenta la similitud de las garrapatas con la genética africana, la idea de la llegada del virus a través de las aves migratorias procedentes del Norte de África o, cabe la posibilidad de que nuestras variantes víricas sean ancestrales patógenas y hasta ahora no haya sido detectado.

El investigador también hace referencia a las garrapatas como uno de las causas más importantes de transmisión de enfermedades a la naturaleza. Y por ello mantiene la importancia de aumentar el apoyo a la investigación de patógenos, partiendo de la premisa de que la fauna silvestre, los animales domésticos y los seres humanos interactúan constantemente y, muy fácilmente, pueden llegar a compartir patógenos.

Artículos relacionados

Comment