La Galera Magazine > Entrevistas > Historia de un Anartista

Historia de un Anartista

Felipe Zapico, un fotógrafo, un viajero, un cantante, un escritor… un hombre de lo más polifacético que no deja indiferente a nadie con sus obras o con su personalidad. Un alma rockera con ganas de expresar sus inquietudes en La Galera.

¿Cómo te definirías?

Desde hace tiempo tengo una definición muy sencilla: mamífero y anartista. No sé si es por la edad, pero hay que ir al mínimo. Mamíferos somos casi todos. Ha habido un gran poeta, Jesús Lizano, que tiene un poema que se llama Somos mamíferos… ¡es maravilloso! Cuando lo leí me influenció mucho y, desde entonces, digo eso y… anartista. Algunos se piensan que lo digo por mis ideales anarquistas, pero no. “Ana” es la alfa primitiva del griego que quita cualquier significado o idealización de ser artista. En definitiva: ¡El mamífero que no es artista!

Quién lo diría con todas las aficiones que tienes y que prácticas. De ellas, ¿cuál es la que más te gusta?

Todas. Pero me quedaría con viajar porque viajando pienso y creo, veo, observo, hago fotos, invento canciones… Cuando viajo es mi momento de máxima creatividad; dehesas, mares, árboles, bosques, acantilados, ciudades, edificios, castillos… digamos que viajar me pone en la vereda de la inspiración.

¿Cómo empezaste en el mundo de la fotografía?

La fotografía empezó el día de mi comunión con una cámara Kodak Cristal Matic y por aquel entonces sacaba fotografías familiares y cosas así. Después me compré una Canon AV-1 y fotografiaba otras cosas, pero con el tiempo lo dejé… En todas las cosas tengo lagunas muy grandes de mi creación, pero siempre estoy aprendiendo. ¡El día que no aprenda algo será horroroso!

¿Cuál es tu fotógrafo favorito?

¿Mi fotógrafo? No te puedo decir uno… Aunque te voy a decir uno de aquí de Badajoz: Paco Pimienta, es un fotógrafo del día a día y de las zonas oscuras… magnífico.

¿Qué me dices del cine?

En el cine ha habido trabajos esporádicos y es algo muy entretenido. A pesar de los tiempos de espera que soportamos los que estamos delante de la cámara, suele ser divertido. El último papel que he interpretado ha sido el de un tetrapléjico y narcotraficante en una web-serie.

¿Cuál es la actuación que recuerdas con más cariño?

El primer cortometraje que hice Estirpe de Tritones, del que más adelante hicieron un largometraje. Yo interpretaba al valvulista, y de ahí mi sobrenombre en mi blog Narciso Valvulista.

También dedicaste tu juventud a la música, ¿no es cierto?

Si, en mi juventud tuve un grupo que se llamaban los Deicidas e intente asentar la cabeza durante 10 años en este sector. También fui manager de otros grupos musicales, organicé conciertos… y lo cierto es que estuve muy vinculado a este mundo pero… de algo había que comer y tome otros “derroteros”. Estoy muy contento de haber vivido esa época y, además, sigo encontrando gente que escuchó los discos y nos vio actuar, y tienen buenos recuerdos de ello. Esas cosas te agradan porque has hecho feliz o has motivado a alguien.

Ahora mismo tengo un grupo Bluiscerales y vamos a sacar un libro de poemas con un disco. Llevamos trabajando en este proyecto alrededor de 9 años y es ahora cuando se está materializando pero… ¡con voluntad y pasión todo se consigue!

¿Dónde dejamos la poesía? El pasado año publicaste un poemario y tienes más proyectos de este tipo en camino…

En 2016 publiqué 5 poemarios y el último se ha publicado a principios de este año. Este último es de poesía visual y se titula Pensamientos Zalahistas de la editorial Babilonia, la más importante de poesía visual que hay en España. Y me siento muy feliz de que en estos momentos en los que en el mercado no se gana dinero, no se da prestigio, no se gana nada, que apuesten por mí. El hecho de que haya editores que me propongan para publicar con ellos… me llena de orgullo y satisfacción.

Yo escribo todos los días pero este año tras la avalancha de libros publicados el año pasado y algunos que venían con retraso, no quería sacar ningún libro de poesía, pero ahora con el disco sacaré alguno. Seguramente publicaré una antología de todos los poemas de amor desde 1980 hasta el 2017, porque yo también tengo mi corazoncito.

Y además también para este año estoy preparando un libro de fotografía llamado Bosques marcados, un proyecto en el que llevo trabajando 4 años y aquí sigo, seleccionando fotos entre las miles de fotografías que he hecho.

Además de fotógrafo, músico y escritor… eres profesor de Universidad, ¿cómo es para Felipe Zapico esta experiencia?

Lo que me llevo de trabajar en este tipo de instituciones es mi contacto y la relación con los alumnos, a los cuales, no sé si lo conseguiré o no, pero siempre intento activarles la creatividad, su sentido crítico y que, todos los días, todos aprendamos un poco más y, con eso, me doy más que satisfecho.

Artículos relacionados

Comment