La Galera Magazine > Entrevistas > Isabel Rolán: “El cáncer no es igual a muerte, sino que es igual a enfermedad”

Isabel Rolán: “El cáncer no es igual a muerte, sino que es igual a enfermedad”

Durante el mes de noviembre, La Galera Magazine te ofrece una serie de entrevistas especiales dedicadas al cáncer junto con la Asociación Oncológica de Extremadura. Esta semana la presidenta de la AOEX, Isabel Rolán, nos ayuda a conocer la asociación que, con más de 20 años de trayectoria, se ha convertido en un referente en la lucha contra esta enfermedad en Extremadura.

¿Cómo surge un tipo de asociación como la que es AOEX?

Surge desde los pacientes. Hace 20 años me tocó tener un cáncer y, en aquel momento, la atención y los recursos que una persona con cáncer tenía en Extremadura eran muy diferentes a los que había en otras comunidades. Yo le pregunté a mi oncólogo por qué no contábamos con los mismos recursos en nuestra región. Él me dijo que era porque los pacientes no luchábamos. Realmente, cuando estás mal, no tienes fuerzas y, cuando te pones bien, quieres olvidarlo, pero cuando yo iba mejorando él de nuevo me propuso crear la asociación para reivindicar todo aquello que creyésemos que fuera necesario en Extremadura. Nos reunimos un grupo de 13 personas y la creamos, no sólo para reivindicar algunos aspectos, sino también para apoyar a los pacientes y a sus familias.

lgm-isabelrolan-cuerpo¿Qué le supone en la actualidad esta asociación a Extremadura?

Actualmente es la asociación regional más grande de España. Cuenta con 17 delegaciones en el territorio extremeño, pero también hay muchos otros pueblos que forman grupos para trabajar por y para el paciente oncológico. Además, hay 26 personas contratadas en nuestra asociación que están dentro de los hospitales extremeños y en la zona de cuidados paliativos de seis áreas de salud.

¿En qué momento se inicia la colaboración entre la asociación y un paciente de cáncer?

No hay un momento concreto. Hay personas que comienzan justamente cuando les dan la noticia, otras veces se enteran por un familiar o por otras personas e, incluso, puede ser antes de que les den la noticia.


Pero la asociación está en contacto directo con los hospitales.

Sí. Actualmente nos encontramos en las ocho áreas sanitarias de Extremadura. Cuando nosotros empezamos, únicamente se ofrecía oncología médica en Cáceres y Badajoz y radioterapia, solamente en esta última. Nos llamaba mucho la atención que hubieran personas que tuvieran que desplazarse desde más de 200 kilómetros en ambulancias que parecían autobuses para que recibieran su tratamiento, llegando a sus casas hechas polvo. Empezamos a luchar para que en las ocho áreas hubiera oncología médica y hoy en día es así. Además, ya hay cuatro áreas en las que también se da radioterapia.


¿Cuáles son los mayores problemas a los que debe hacer frente esta asociación?

Son, sobre todo, problemas económicos. Recibimos ayudas desde la Junta de Extremadura y desde el SES (Servicio Extremeño de Salud), pero son insuficientes. Para ello organizamos otras actividades como marchas rosas, rastrillos, galas, cenas y contamos con la ayuda de los socios y el voluntariado.

¿Y cómo participa la asociación en la comunidad?

La verdad es que nos hemos vendido muy poco porque nos hemos dedicado al paciente. Pero en todas las delegaciones hemos implementado muchos talleres de taichí, yoga y, últimamente, un taller de reiki. La división de la asociación en delegaciones hace que también se dividan los servicios que ofrecemos en Extremadura acorde a las necesidades de los pacientes.

¿En qué punto cree que nos encontramos en cuanto a la investigación del cáncer?

Ha avanzado mucho. Las cirugías y los tratamientos han cambiado y la esperanza de vida ha aumentado, pero falta bastante por investigar. No se dedica todo lo que se debería para algo tan importante como es la investigación, y más en una enfermedad como es el cáncer. Además, han aumentado las formas de prevención que ayudan a que el cáncer se pueda superar. No hay que tener miedo a que, por ejemplo, las mujeres se realicen una mamografía, porque si tienen un cáncer y se lo detectan a tiempo, esas personas pueden salvarse.

Es más importante prevenir que curar.

Sí. Yo siempre he dicho que “cáncer” ha sido una palabra tabú. Se ha llegado a igualar a muerte y aún hay mucho miedo. Pero el cáncer no es igual a “muerte”, sino que es igual a “enfermedad”. En nuestra sociedad, lo hemos comparado con todo lo peor y lo que hay que hacer es entenderla como una enfermedad más.

Personalmente, ¿qué le ha supuesto la AOEX y todos estos años de lucha?

Ver que gracias al esfuerzo de muchas personas hoy en día contamos con muchos más recursos y con mucho más apoyos es una gran recompensa, pero la mayor satisfacción te la llevas cuando ves que un paciente entra llorando y sale sonriendo.

SI QUIERES LEER EL RESTO DE ENTREVISTAS DEDICADAS AL CÁNCER, PULSA AQUÍ

Artículos relacionados

Comment