La Galera Magazine > Universidad > Ciencia e Investigación > Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad en España

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad en España

Investigadores de la Universidad de Extremadura centran sus estudios en buscar el modo de combatir las enfermedades cardiovasculares

Según el Instituto Nacional de Estadísticas las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad en España. Por ello, José Manuel del Águila, investigador de la Universidad de Extremadura, pretende a través de su tesis doctoral -realizada en el Departamento de Anatomía, Biología Celular y Zoología de la UEx- demostrar cómo los enfermos cardiovasculares experimentan cierta mejoría cuando son sometidos a un programa de rehabilitación cardiaca.


Los programas de rehabilitación cardíaca tienen actualmente una máxima evidencia científica  recogida en las guías principales de prevención cardiovascular de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) y Americana de Cardiología (AMA/ACC). Sin embargo, para José Manuel del Águila se trata de una práctica infrautilizada en Extremadura y en especial en Badajoz. Su estudio, con el que pretende fomentar esta práctica en la región, corrobora también  los datos de la última encuesta nacional sobre unidades de rehabilitación cardiaca (ReuReca).


El trabajo de José Manuel del Águila, se centra en analizar la respuesta de un grupo de pacientes con enfermedades coronarias expuestos a un programa de ejercicio combinado y supervisado, avalado y recomendado por el grupo de rehabilitación cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología. Con él, José Manuel, ha podido comprobar cómo este tipo de entrenamiento conlleva una mejora significativa en el paciente tanto a nivel físico como metabólico y funcional. Señala cómo a lo largo del programa se han demostrado estas mejoras en resultados cuantificables a través de analíticas realizadas a los pacientes.

“En nuestra muestra hemos encontrado que el 60,3 % de los pacientes tienen al menos una enfermedad acompañante (patología pulmonar, osteomuscular o depresión las más frecuentes) más allá de su enfermedad cardiaca de base y de los factores de riesgo cardiovascular que presentan”. Por todo ello, José Manuel del Águila opina que: “la rehabilitación cardiaca debería potenciarse como tratamiento preventivo secundario en todos los pacientes con este tipo de patologías “

Los programas de rehabilitación cardiaca o programas físicos controlados conllevan beneficios destacables para los enfermos cardiovasculares. Al igual que el cuidado de la alimentación.

Los ácidos grasos de cadena larga omega-3 –EPA y DHA son recomendables en nuestra dieta al ser ácidos grasos esenciales. Una ventaja relacionada con su consumo es la disminución del riesgo de enfermedades cardiovasculares, entre otras.

La principal fuente de EPA y el DHA es el pescado azul como el salmón, la sardina o el atún. Sin embargo su consumo no es suficiente para alcanzar las dosis recomendadas. Por ello, investigadores de la UEx han desarrollado microcápsulas de estos ácidos para enriquecer productos cárnicos sin alteración del sabor ni otras cualidades organolépticas.


“Incluir las grasas saludables de pescado para mejorar el perfil lipídico es muy común en otros productos alimentarios como la leche, productos de panadería, pero el enriquecimiento en ácidos grasos omega-3 mediante la adición de microcápsulas a productos cárnicos ha sido escasamente estudiado”, explica la investigadora Teresa Antequera Rojas que ha codirigido el estudio.


Investigadores del grupo de Investigación de Tecnología y Calidad de Alimentos (TECAL) del Instituto Universitario de Investigación de Carne y Productos Cárnicos de la UEx  han desarrollado y optimizado microcápsulas ricas en ácidos grasos poliinsaturados omega-3 utilizando el aceite de hígado de bacalao por su alto contenido en estos ácidos. El objetivo del grupo ha sido enriquecer nuggets de pollo con estas microcápsulas.

“Hemos seleccionado los nuggets por su amplio consumo, principalmente entre la población joven”, apunta Trinidad Pérez Palacios, investigadora del grupo. En el método utilizado “no hay alteración de las cualidades físico-químicas”, afirma.

Por tanto, la adición de microcápsulas de aceite de pescado, obtenidas a partir de emulsiones multicapa, es una estrategia adecuada para el enriquecimiento de productos cárnicos pre-fritos que se comercializan congelados como los nuggets de pollo. Lo que permite consumir alimentos con unas propiedades nutricionales mejoradas.

 

Artículos relacionados

Comment