La Galera Magazine > Cultura > Espectáculos > La sutileza de la danza

La sutileza de la danza

El Real Conservatorio Profesional de Danza Mariemma cautiva al público del López de Ayala

Los focos del Teatro López de Ayala se volvían a encender este pasado domingo para poner punto y final al 38º Festival Folklórico Internacional de Extremadura. Y lo hacía a lo grande con la actuación de Larreal del Real Conservatorio Profesional de Danza Mariemma; un espectáculo en el que se contaban historias de siempre narradas desde otra perspectiva, a través de la música y el baile, consiguiendo llegar al corazón del público.

La función gozaba de todos los ingredientes necesarios para cautivarnos: unos asistentes entregados, ganas de cultura y tradición y pasión por el baile. En el acto se presentaron una gran variedad de estilos, entre los que se encontraban la danza clásica, la española y la contemporánea. De este modo, el grupo de danza madrileño interpretó diferentes composiciones.

Cuando el telón por fin se levantó, comenzó a representarse Mosaico Barroco, coreografiada por Antonio Pérez y con la música de J.S Bach y José Nebra. Tras esta primera actuación y sin tiempo para sobreponernos, los chicos de Larreal dieron paso a Córdoba, con los bailes desarrollados por Mariemma e interpretados por Celia Nacle Larreal y el toque musical de Isaac Albéniz. Con un juego de luces que envolvía la sala y los trajes cuidadosamente escogidos nos consiguieron trasladar a otra época.

La coreografía de Tú la llevas…! corrió a cargo de Rocío Molina y contó con canciones de la tradición popular de Moncayo, Tárrega, Agustín Carbonell, Lucero Tena, Pedro Sierra, Tomatito y Michael Camilo. La actuación se adivinaba como un patio del recreo, donde los chicos escuchaban canciones tradicionales y se divertían.

Aunque la actuación que más hechizó y arrancó más aplausos fue Torero, una coreografía limpia y muy vistosa de Albert Hernández respaldada por la música de Zorongo gitano de Paco de Lucía. Una función que logró que el público se levantara y vitorease desde su asiento.

Los acordes de Joaquín Turina acompañaron posteriormente a De Vieja Usanza, un baile de Manuel Díaz premiado en el certamen de coreografía de danza española y flamenco de 2016.

Y el espectáculo terminó con Será posible?, con las danzas de Beatriz Martín, la ritmos de Diego Carrasco, Antonio Rey y Santiago Lara y arreglos musicales de Antonio Sauco.

El telón cayó y las luces se apagaron, pero el público se levantaba entusiasmado de sus butacas. El arte y el flamenco volvieron a conmover al público del Teatro López de Ayala, con una obra que sorprendió tanto a los extremeños como a los diversos grupos que asistían de otras culturas.  

Artículos relacionados

Comment