La Galera Magazine > Universidad > Ciencia e Investigación > Las alergias, causas y soluciones

Las alergias, causas y soluciones

Rafael Tormo UEx

El Grupo de Investigación en Aerobiología de la UEx, formado por expertos en distintas materias relacionadas con este campo, estudia causas y efectos de la producción del polen.

El Profesor Titular de la UEx y Doctor en Biología, Rafael Tormo, también responsable de este grupo de investigación, nos resuelve dudas y cuestiones para estar bien informados de cara a la época primaveral que se avecina.

¿Qué tipo de investigaciones se están llevando a cabo en este campo?

Desde el grupo de investigación realizamos una monitorización continua del aire en relación a los granos de polen y esporas de hongos, a través de observación directa al microscopio óptico. Esta información se contrasta con: observaciones fenológicas (floración y polinización de plantas), distribución de fuentes de polen y datos meteorológicos para la elaboración de predicciones mediante modelos matemáticos.

Toda esta información se divulga, de forma resumida, a través de la página web www.aerouex.es, redes científicas nacionales y europeas, redes sociales, y se distribuye también entre los especialistas en alergias.

Recientemente, estamos desarrollando un convenio de colaboración entre la UEx y la empresa JOCA para analizar la influencia del Parque del Guadiana en relación a la presencia de polen en dicha zona ajardinada, los efectos de la poda y manejo de especies en la liberación de polen y análisis de riegos.

¿Cuáles son las precauciones que se deben tomar para prevenir las alergias?

La medida más adecuada es evitar el contacto con las partículas que desencadenan la alergia. Para poder hacerlo es necesario conocer qué pólenes están presentes en el aire, ya que la estacionalidad marca la pauta de la presencia a lo largo del año de los diferentes tipos de polen. También es bueno conocer los patrones diarios, porque a lo largo del día cambia su concentración. Igualmente, la localización de los árboles que producen estos pólenes condiciona directamente la abundancia de polen en el aire.

El uso de mascarillas es una opción, aunque para la utilización de estos profilácticos o cualquier otro tratamiento es mejor consultar a un especialista.

¿Qué factores, personales o externos, ocasionan las alergias a parte de los niveles de polen?

Existe un componente genético; si nuestros padres sufren alergia es más probable que nosotros la padezcamos. También existe un componente ambiental, debido a la presencia en el aire de los granos de polen que provocan alergia, que varía de una zona a otra. Dentro de este componente hay que tener en cuenta la contaminación, que, aunque no desencadena la alergia, predispone a experimentarla más fácilmente, haciendo que nuestras defensas sean más bajas o que los propios alérgenos (antígenos que causan alergia) sean más activos. El componente histórico también influye; el sistema inmunológico, que es el responsable de estos fenómenos alérgicos, guarda información sobre los antígenos a los que hemos estado expuestos.

¿En el caso de Extremadura cuáles son los tipos de polen que más problemas causan y qué tipo de plantas los producen?

El polen más abundante en la región es el de las encinas, alcornoques y todas las especies del género Quercus en general, como robles, melojos, quejigos, coscojas, etc. Afortunadamente, este polen no causa apenas alergias.

El segundo en importancia es el de las gramíneas (familia Poaceae), un polen que ocupa generalmente el primer lugar en problemas de alergia en casi toda la península ibérica. En Extremadura se alcanzan valores elevados de afectados por la gran cantidad de pastizales en las dehesas, donde proliferan estas plantas.

En tercer lugar se encuentra el polen de los olivos, aunque las concentraciones no son tan elevadas como en Andalucía sí son muy relevantes. Le siguen los pólenes de plantas ornamentales, como el de los cipreses y los plátanos de sombra.

¿De qué condicionantes depende la cantidad de polen en el aire?

La respuesta de las plantas es diferente cada año porque la producción de flores, y consecuentemente de polen, está directamente relacionada con la meteorología. Si hay buenas condiciones para el desarrollo de flores habrá mucho polen, pero si llueve durante la época de polinización se lava la atmósfera.

También hay que tener en cuenta la dirección del viento, porque puede hacer que llegue a una ciudad más o menos polen si el viento viene o no del lugar donde están polinizando las plantas. Esto ocurre cuando alrededor de una ciudad la distribución de fuentes de polen no es homogénea.

Otra cuestión importante es la plantación de productores de polen alérgeno como árboles ornamentales, este es el caso de los plátanos de sombra o cipreses. En este sentido, a nivel municipal cuando se toman decisiones en la selección de árboles para calles y jardines sería bueno considerar si producen polen alérgeno. Un ejemplo de ello es la presencia, cada vez más frecuente, de olivos dentro del casco urbano que afecta directamente a la cantidad de polen en el aire y, por tanto, a la proliferación de alergias.


Rafael Tormo, aconseja consultar la página web www.aerouex.es para estar constantemente informado y prevenido. Desde esta página se ofrece, entre otras cosas, la posibilidad de registrarse para recibir de forma gratuita, por medio de SMS, información polínica en la época de la polinización más intensa.

Artículos relacionados

Comment