La Galera Magazine > NOTICIA: Saber más > Las leyendas y secretos más escondidos de Badajoz

Las leyendas y secretos más escondidos de Badajoz

Badajoz leyendas

Extremadura es un lugar donde existen, desde hace tiempo, una gran cantidad de leyendas. Concretamente la ciudad de Badajoz tiene muchas historias que contar y lugares que invitan a ser visitados cuando la oscuridad acecha

Nuestra primera parada en este “túnel del terror” es el Hospital Perpetuo Socorro. Durante la madrugada, cuando los fríos pasillos del hospital están oscuros, muchos testigos afirman haber visto una figura negra que se mueve por las estancias y desaparece en esquinas que no llevan a ningún lugar. A esta figura se le ha bautizado como la Dama de Negro y los testigos coinciden al describirla, ya que dicen que va vestida de negro completamente. Esta famosa leyenda fue descubierta hace más de 20 años y, desde ese momento, sus apariciones no cesan, sino todo lo contrario.

Hospital Perpetuo Socorro badajoz

El Colegio Virgen de Guadalupe es un centro educativo ubicado en la barriada de San Roque. Cuenta la leyenda que hace unos años, cuando el centro era un internado, se encontró muerto a un alumno a raíz de las fiebres producidas por el sarampión. Actualmente, la última planta del colegio se halla cerrada, pero en una de las ventanas de esta planta se ha visto una luz durante la madrugada e incluso durante el verano, cuando el colegio está cerrado. Se dice que es el fantasma del alumno del colegio Virgen de Guadalupe.

En el siglo XIX vivía en Badajoz Leonor, una hermosa joven que perdió a sus padres en un accidente de carruaje. Un comerciante de Olivenza llego a la ciudad y Leonor se enamoró de él, hecho que hizo que se olvidara de la muerte de sus padres. Los jóvenes se vieron durante días, pero el oliventino poco a poco dejo de visitar la ciudad. Leonor al enterarse que tenía familia en Olivenza, presa de la desesperación, se tiró desde la cuarta pilastra del Puente de Palmas hacia el río Guadiana. Hace no muchos años, un joven nadaba junto la cuarta pilastra y sentía como alguien tiraba de sus tobillos hacia abajo impidiéndole nadar. Tras ser rescatado por sus amigos tan solo decía “La he visto… he visto a la Dama de Blanco”.

badajoz leyendas

Durante el siglo XII, Zoraida, la joven hija del entonces rey de Badajoz, se enamoró de un caballero cristiano. El padre no aprobó esa relación y encerró a Zoraida en una de las once torres que tiene la Alcazaba de Badajoz, la llamada torre de las siete ventanas. Aun así, Zoraida seguía viendo a su amado a través de las ventanas de la torre. Al enterarse, el padre mandó tapiar las siete ventanas, dejando morir a su hija en la más profunda oscuridad. Algunas personas cuentan que en las noches oscuras de invierno aún se escuchan los gemidos y sollozos de la joven.

Por último, hay que mencionar al hombre-burro de Badajoz. Durante la feria del ganado que se celebraba con motivo de las fiestas de San Juan, los familiares vendían a este personaje al mejor postor. Al día siguiente, cuando se transformaba en humano se escapaba para, al siguiente año, volver a ser vendido.

(Visited 3.510 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Comment