La Galera Magazine > Cultura > Música > Los Johnny Libélulas, el comienzo de su vuelo

Los Johnny Libélulas, el comienzo de su vuelo

La banda extremeña lanza su primer EP de seis canciones

Tienen mucha energía y quieren hacer ruido. Tan solo basta con leer el título de su primer disco para demostrarlo. Bajo el nombre de Ruido Energético, los componentes de este grupo, Alberto Almodóvar y Pedro Almodóvar, muestran seis canciones que mezclan lo cósmico y lo sensual con el color de sus voces y la alegría de sus sintetizadores y guitarras.

En estos temas, la idea de lograr un soplo de aire fresco al pop actual es uno de los principales objetivos. Aunque, tal y como ellos afirman, “lo que tenemos es un soplo de aire acondicionado para el pop. No hemos venido a presentar nada nuevo porque el pop, el country y lo underground ya existían, pero le hemos dado nuestro toque personal con seis canciones que han salido de nuestros corazones y de nosotros mismos.  

Es un disco muy personal en el que han intentado reflejar todo lo que les rodea. Han querido narrar diversas situaciones que han vivido en sus propias carnes y en las de terceras personas. “Fue grandioso sentir el disco en nuestras manos después de todo el largo proceso de grabación. Somos muy felices porque es un sueño cumplido”, manifiestan.

Provenientes de Orellana la Vieja, ambos integrantes tenían la idea de grabar el disco desde hace mucho tiempo. “Los dos teníamos mucho material guardado y era el momento de enseñarselo a la humanidad”. Las canciones se han grabado en los estudios Blue Sphere con la producción del guitarrista internacional Alberto Barrero y la masterización de Mario Alberni en los estudios Kadifornia Mastering.

El CD se puede encontrar tanto en formato físico como en todas las plataformas digitales y tras toda su promoción, harán conciertos en acústico porque creen que es la manera más sincera de mostrar sus canciones. La gira les llevará del norte al sur de Extremadura y tienen pensado girar por Madrid, Andalucía, Cataluña

Este dúo arranca su carrera musical con un nombre bastante peculiar que, aunque confirman que no tiene mucho sentido, a los dos le gusta porque siempre han pensado que las libélulas son el insecto menos desagradable del planeta. Para aquellos a los que aún no les suene su nombre, “que nos dé una oportunidad para que valore la música que ha salido en este disco de una forma muy sincera”, declaran estas dos libélulas extremeñas que inician un vuelo muy especial.

Artículos relacionados

Comment