La Galera Magazine > > NOTICIAS > Entrevistas > Luis Piedrahita: “Intento que mi magia sea cada vez más divertida y mi humor más mágico”

Luis Piedrahita: “Intento que mi magia sea cada vez más divertida y mi humor más mágico”

@diegomartinez LUIS PIEDRAHITA lgm La Galera Magazine

El polifacético Luis Piedrahita aterriza este viernes en Badajoz para hacernos llorar de la risa con su espectáculo Las amígdalas de mis amígdalas son mis amígdalas. Monologuista, mago y domador de la lengua española, se ha parado a reflexionar sobre la vida con La Galera Magazine.

Humorista, guionista, ilusionista, escritor, director de cine… ¿Qué llevó a un niño gallego que empezaba a tener curiosidad por la magia a llenar todos los teatros de risas y las estanterías de premios? ¿Siempre tuviste claro que querías esto?

De pequeño quería ser inventor. Mis padres siempre me preguntaban “¿inventor de qué?”, y yo les decía “inventor de inventos”. Después quise ser médico, pero descubrí que si veo sangre me desmayo, y la “desmayabilidad” es una virtud de la que se puede sacar más provecho siendo humorista.

Empecé escribiendo para El Club de la Comedia y pronto me ofrecieron salir en pantalla haciendo mis textos. Ese fue el comienzo. Gané un certamen al que me presenté sin mucha fe. Como ves fue todo muy fortuito, y luego vino la radio, los programas de magia, los libros, El Hormiguero

Mina cantaba “Parole, parole, parole…”. Para un amante de las palabras que juega con el léxico a la hora de crear, dos preguntas necesarias. ¿Cuál es tu palabra favorita? ¿Cómo definirías España, actualmente, en una palabra?

No suelo acudir a palabras preferidas, el lenguaje suena manoseado. O lo que es lo mismo: No tengo predilección por ninguna palabra predilecta. ¡Ves!

¿Definir España con una palabra? (piensa)… “Quijotada”

Dices que «el humor es un arma de construcción masiva», y aún más en los tiempos que corren. Para algunos una vía de escape y para otros la distracción perfecta de la realidad ¿Cuáles son los enemigos del humor? ¿Cómo valoras el sector actualmente?

España es tierra fértil para el humorismo. Hemos aprendido a reír para no llorar y me parece una buena opción, pero hoy en día está la cosa rara. La lista de temas intocables se está incrementando muchísimo. Hace cuarenta años no se podía hablar de nada, luego vino una época en la que se podía hablar de todo, y ahora parece que se puede hablar de todo, pero en realidad no.

Cuando no se puede hablar de ciertos temas surgen las formas de humor más ingeniosas, y es que los límites del humor solo están en el talento del humorista.

@diegomartinez LUIS PIEDRAHITA lgm La Galera Magazine

Supongo que la popularidad televisiva le hace a uno buscar diferentes tipos de humor para llegar a la gente, y resultará cómodo dejarse llevar por los tópicos. En cambio, tú has creado una marca personal muy identificativa. ¿Qué hay que tener para ser diferente en un sector tan explotado últimamente? 

Mi método es hacer el humor que me gustaría ver sobre un escenario. A mí me gusta el humor de la imaginación, el surrealista, el cercano a la poesía… Y reconozco que parece casi un milagro que un cuerpecito lombriciento como el mío pueda llenar un escenario con estas historias tan nimias.

Me gusta ese minimalismo, lo que puedes llevar contigo toda la vida, aunque no tengas una maleta. Y creo que no funciona por el tipo de historias en sí, sino porque las cuenta un tipo que disfruta.

Muchas veces limitar los recursos hace más fértil el campo de la creatividad. El arte se hace de ausencia y cuanto menos haya sobre el escenario, más puede imaginar el espectador.

Y a modo de crítica, ¿qué crees que le falta al mundo de la comedia y qué le sobra?

Mira que frase de Antonio Machado leí el otro día: “Uno de los signos que más acusan cambio de clima espiritual es la constante degradación de lo cómico y su concomitante embrutecimiento de la risa. La verdad es que nunca ha habido en el mundo, como hay en nuestros días, tantas gentes que parezcan rebuznar cuando ríen“.

 Me gusta que lo diga un poeta. Cuando el humor pierde poesía, la risa se convierte en un rebuzno.

Llegas a Badajoz con Las amígdalas de mis amígdalas son mis amígdalas, tras más de dos años cosechando éxitos. ¿Cómo definirías este espectáculo? ¿Qué vamos a encontrar? Y ¿cómo surge ese nombre tan peculiar?

Las amígdalas de mis amígdalas son mis amígdalas es el mejor show de humor que he hecho hasta ahora. Pero debéis saber que no se habla de amígdalas en ningún momento y hay que avisarle porque muchos asisten solo por si hay chistes sobre tejido linfoide y no quiero que se lleven a engaño. El título es porque las amígdalas son la parte del cuerpo que uno enseña cuando se ríe y, cuando el público se ve poseído por las carcajadas, yo veo un jardín florido de rosadas amígdalas que considero amigas.

Si hay algo que caracteriza a un buen artista es la dificultad de hacer fácil lo difícil. Y es que detrás de dos horas de espectáculo hay cientos horas de trabajo, hojas rasgadas y sesos estrujados… ¿Cómo se enfrenta uno a un público nuevo cada día? 

Ese problema no existe mientras el artista disfrute de lo que hace. El día que uno empieza a emocionarse de memoria, a repetir el texto sin sentirlo o a subirse a un escenario a regañadientes, ese día el artista empieza a morirse. Yo, por ahora, espero ansioso el momento subirme a cada escenario.

@diegomartinez LUIS PIEDRAHITA lgm La Galera MagazineDicen que, en teatro, cada noche es diferente. ¿Qué nivel de improvisación tiene Las amígdalas de mis amígdalas son mis amígdalas?

La improvisación consigue que el espectador tenga la sensación de vivir algo único. Los asistentes son conscientes de que lo que ha sucedido esa noche no volverá a suceder y sienten que han sido testigos privilegiados de algo irrepetible y eso es muy importante. Por eso, aunque yo suelo preparar mucho mis guiones, siempre me gusta soltar el timón de la nave un ratito para ver a dónde nos llevan los vientos de esa noche.

Reinventando las greguerías de Gómez de la Serna, nos presentas tu último libro: Cambiando muy poco, algo pasa de estar bien escrito a estar mal escroto. 222 palabras que dan significado a situaciones diarias que no sabemos cómo llamar. ¿Cómo surge la idea de este libro? ¿Ante qué situaciones se queda Luis Piedrahita sin palabras?

El reto de este libro es rastrear situaciones reconocibles que todos hayamos vivido que no tengan una palabra que les dé nombre. Un ejemplo: Cuando discutes con un compañero del trabajo, él te dice algo y tú te quedas callado. Y dos horas después, de camino a casa, se te ocurre la contestación perfecta. Urge una palabra que dé nombre a esa ocurrencia impuntual y yo propongo “despuesta”. El libro está lleno de juegos de este tipo.

Precisamente de esos momentos en los que me quedo sin palabras sale este libro. Cada vez que no encuentro la palabra que dé nombre a lo que siento saco el boli, la libreta, y escribo.

2ª edición del noveno libro, dos años de espectáculo… ¿Hay algún proyecto en mente? ¿Qué sueños te quedan por cumplir?

Mi principal proyecto de futuro es seguir haciendo lo que hago, cada día un poquito mejor. Seguiré con este espectáculo un añito más. Continuaré también en La ventana (Cadena Ser) y en El hormiguero, siempre haciendo magia y escribiendo humor. Intentando que mi magia sea cada vez más divertida y mi humor cada vez más mágico.

Referente a Badajoz, ¿es la primera vez que visitas nuestra ciudad? ¿Qué imagen tienes de ella? 

Tengo muchos amigos en Badajoz, y visito Extremadura siempre que puedo. Mi amigo Víctor Cerro organiza en Don Benito un festival de magia interesantísimo que os recomiendo. Cualquier excusa es buena para visitar la ciudad y comer como sólo se come en Badajoz.

Hoy en día son muy importantes las comunicaciones. En Extremadura estamos ante una situación un tanto indignante con respecto a este tema ¿Ves es necesario un tren digno en nuestra región? ¿Crees que atraería a más artistas y, por tanto, invitaría al enriquecimiento cultural?

Un tren digno para Extremadura es imprescindible y parece mentira que no exista ya. Es necesario tener a Extremadura más cerca y ya de rebote a nuestros vecinos portugueses. Cualquier gobierno con altura de miras tiene que entender que ese tren es fundamental para enriquecer aún más la cultura de esta tierra.

(Visited 211 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Comment