La Galera Magazine > Entrevistas > MadeIN: “Somos una mezcla de géneros y mentalidades diferentes unidas en un producto que tiene sentido”

MadeIN: “Somos una mezcla de géneros y mentalidades diferentes unidas en un producto que tiene sentido”

Vuelve a Badajoz MadeIN, un grupo elvense de rock alternativo formado por cuatro artistas con base musical muy dispar.  Ellos son el cantante Daniel Paula, el guitarrista Carlos Lebres, el chelista Fernando Arce y Natanael Paulino a la percusión. La banda comienza su pre gira de conciertos por España, en la cual se centrarán sobre todo en Extremadura, tierra natal de Fernando. Podremos disfrutar su repertorio el próximo viernes 16 de marzo en la sala Chat Noir y el 18 en la Sala Mercantil

¿Cómo se formó MadeIN y cuál ha sido su evolución?

Daniel Paula: Nuestra historia empezó hace 7 años. Éramos una banda tributo a Red Hot Chilli Peppers, de covers. Pasados unos años hemos evolucionado, hemos cambiado para ser más originales. Llevamos un EP, un álbum y está en marcha el segundo.

Carlos Lebres: Me invitaron cuando dos miembros salieron de la banda. En ese momento pensamos en crear música original. Conocí a Fernando y le invité a tocar con nosotros. A partir de tocar por la calle con el chelo en Algarve fuimos creando nuestra música. Desde entonces ha cambiado mucho el sonido, es más orgánico.

Fernando Arce: Ha ido avanzando en diferentes niveles. El estilo antes era más genérico y ha mutado a uno más complejo, underground o alternativo. A nivel de madurez también ha cambiado mucho: ahora nos dedicamos profesionalmente a esto,  hacemos ensayos semanales y reuniones…

¿Que os hace diferentes?

Fernando: Cada uno venimos de un estilo. Daniel Paul, además de cantar, toca guitarra acústica ukelele y viene de un estilo más folk-rock y folk-pop con voz muy melódica. Nuestro baterista Natanael viene del jazz. Carlos Lebre viene del rock alternativo. Y yo soy chelista pero vengo del metal, es un poco curioso. Al final, entre los cuatro sacamos un estilo muy original que forma nuestra seña de identidad. El toque rock de la batería, junto al empaste de guitarra y chelo, que suenan como dos guitarras… todo ello crea una cohesión muy bonita y con mucho peso. Es la seña de identidad que lleva a nivel de color musical. Además, Daniel es una máquina de animar conciertos. Lleva al público a nuestro mismo clima de emoción.

Daniel: Es una mezcla de géneros muy diferentes y mentalidades muy diferentes, todo unido en un producto que tiene sentido. Esto es lo más interesante.

Sabemos que vais a empezar una nueva gira entre Portugal y España, ¿qué podemos esperar de ella?

Fernando: Lanzamos el disco anterior, Like Growing Waves, en 2016, con una gira de presentación. A partir de ahí hubo un pequeño parón. Este tour es para conectar con el público de nuevo y recaudar dinero para el disco. En realidad es una pre gira, a la vez estamos grabando la maqueta del álbum y en verano iremos a Lisboa a grabarlo. Si todo va bien, a finales de este año lo lanzaremos con una gira de presentación.

Hemos incluido el repertorio del nuevo disco, que se titulará Dream Eaters, y parte del antiguo. Y seguramente en la gira de presentación haya un tema sorpresa que no hayamos tocado. A los temas antiguos también les estamos dando un toque maduro. Es el toque del nuevo género, está mucho más empastado. Me siento muy orgulloso de este grupo y es en el que puedo aplicar mi estilo, igual que los demás.

¿Cuál es vuestra inspiración ?

Carlos: Un poco todo. Lo que oigo, lo que leo… no solo música, sino películas, libros… estamos un poco por todos lados, pienso que lo que me inspira más es lo bueno, lo que me gusta.

Fernando: Este disco en concreto tiene muchas cualidades a nivel de literatura, hay desde canciones en poemas hasta temas reivindicativos. Tiene mucho mensaje.

Daniel: También influye nuestra marca personal, nuestras vivencias. Yo tengo 21 años y el que más, 28. Es una diferencia grande y ese tipo de mentalidad y vivencia afectan mucho, tanto en la forma de componer como en las orientaciones políticas

Fernando: Se nota de dónde venimos cada uno, tenemos una diferencia de edad y aun así, lo mismo que el más pequeño aprende del mayor, el mayor aprende de él.

Trabajáis a ambos lados de la frontera, ¿como veis el panorama en ambos países?

Fernando:  A mí me gustaría que en España las cosas fueran de otra forma, Portugal lo está haciendo mejor que nosotros en ese sentido. Es el país con más festivales en verano de Europa. Tiene una industria muy importante a nivel nacional. No nos está costando mover la música en Portugal, también porque ellos son portugueses. Aun así, los mejores conciertos han sido en España. Por ejemplo, en la Sala Metalarium, ya cerrada. Fue espectacular, ya no solo por la cantidad de gente, sino porque el público era más entregado. En esa sala vivían la experiencia del concierto.

¿Qué importancia le dais a las redes sociales para crecer en este mundo?

Fernando: Es un arma de doble filo. Te ofrece la posibilidad de mostrarte al mundo sin necesidad de una editora o discográfica. Pero, al mismo tiempo, puedes estar muy saturado y tienes que ser muy constante. Nosotros lo somos en todas las redes, requiere hacerlo así también, debe ser un gran esfuerzo porque hay mucha gente. Antiguamente había muchos grupos que no salían nunca al mercado porque no tenían medios. Por el contrario, hoy los hay, pero son muchos y es difícil destacar.

¿Cuál es la experiencia más bonita que habéis vivido como grupo?

Fernando: Nos presentamos a un concurso en 2015 en el que quedamos finalistas, entre los ocho mejores grupos de Portugal, de un total de 300. No llegamos a ganar, pero la experiencia fue increíble. Ese trabajo y esa pasión estaba dando verdaderos frutos.

Carlos: Lo mejor es que la gente que estaba escuchando es porque quería, como en Metalarium. Eso es lo importante.

¿Un consejo para quién esté empezando a dedicarse a la música?

Fernando: Trabajo, sangre y  esfuerzo. La semana pasada hicimos un ensayo de seis horas sin parar, es la única manera. Somos un grupo independiente y tenemos que movernos nosotros. Es importante coordinarse y hacer un esfuerzo, sobre todo en los tiempos que corremos y en la zona del país en la que vivimos, estamos apartados de las áreas más metropolitanas. Hay que creer mucho en tu producto, yo creo ciegamente en este proyecto, me parece que este grupo va a ser el que me dé de comer, y ellos también. Esa fuerza nos hace no parar.

Hay una palabra muy bonita en portugués que uso cuando me preguntan sobre este tipo de cosas,  pancada, que significa vocación en estado puro. Nosotros tenemos pancada. Hoy en día es imposible que un grupo funcione sin ella.

(Visited 175 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Comment