La Galera Magazine > NOTICIAS > Entrevistas > mai saki: “La fotografía lo es todo para mí. Es mi vida. Es con lo que me levanto y me acuesto cada día”

mai saki: “La fotografía lo es todo para mí. Es mi vida. Es con lo que me levanto y me acuesto cada día”

La fotógrafa afincada en Badajoz y recientemente galardonada con un premio Ciudad de Badajoz lleva años comprometida con la fotografía social y el fotoperiodismo.  “(…)Desde niña me he sentido atraída por las personas diferentes y excluidas, supongo que no es más que un reflejo de mi propia andadura por está vida. Mi cámara me acerca al mundo, rompe barreras que de otra manera me han sido imposible de franquear”.

¿Qué debe tener una fotografía para que se convierta en arte?

Es la pregunta del millón (ríe). Si somos capaces de transmitir el mensaje que queramos a cualquier persona, la imagen puede convertirse en una obra de arte. Yo veo muchas fotos que no dicen nada porque les falta el alma del fotógrafo. Es una cuestión de buscar la verdad y de comprometerse con lo que se hace. Aun así, a mí no me gusta llamarme artista.

Pero la gente dice que lo eres [artista]

Sí, pero no me considero como tal. Yo hago fotografía por terapia, porque he sufrido muchas depresiones en las que he llegado a pensar que la vida no tenía sentido. Utilicé la fotografía en una de las grandes depresiones de mi vida y me recorrí las calles fotografiando. Al fin y al cabo, no deja de ser la manera que tengo para sobrevivir y no abandonar este mundo.

¿Qué hubiera pasado si no te hubieras encontrado con esta actividad?

Seguramente no estaría viva, a no ser que hubiera encontrado algo parecido a ella. Antes de la fotografía, mi vida era un desastre (sonríe). Ahora lo es todo para mí. Es mi vida. Es con lo que me levanto y me acuesto cada día. Siempre llevo una cámara encima, intento subir fotos a las redes sociales… Ha habido algún momento que he querido fotografiar y no llevaba la cámara conmigo, por lo que ya siempre intento llevarla.

¿Qué aprendes con cada fotografía que haces?

Soy una persona introvertida y siendo fotógrafa puedo conocer a mucha gente y entender desde dentro los problemas que voy a fotografiar, como es el caso de la crisis de los refugiados del que se han dicho muchas mentiras. La mayoría no conocen lo que realmente ocurre en muchos lugares del mundo y la fotografía te permite abrir la mente y aclarar cuestiones con mucha lucidez. También te hace más fuerte y más feliz.

Al fin y al cabo, con ella se pueden capturar momentos importantes, ¿no es así?

Sí, se dice que con la fotografía podemos paralizar el tiempo pero nunca se podrá contar toda la verdad con ella. Faltan el olor, el sonido…

Pero aun así, capturar un momento histórico en el cuadro de una fotografía, ¿no puede llegar a ser una locura?

Fotografiar no es de locos, quizás lo sea el lograr el significado y la narrativa que uno desea.

mai saki entrevista

¿Una fotografía debe ser improvisada o preparada?

Da igual. La que no es improvisada permite lucirse creativamente y las que son improvisadas pueden mostrar el talento del fotógrafo.

¿Qué foto recuerdas con especial cariño?

Estoy obsesionada con una foto en color hecha en África y que he perdido. Es de un chico de un centro de acogida que capturé en el aire cuando saltó con las manos en cruz, parando un balón de fútbol y junto a una sombra perfectamente definida en el suelo.

¿Has estado insegura preparando algún trabajo?

Nunca tengo miedo cuando voy a disparar alguna foto pero, sobre todo, estoy insegura cuando voy a exponer (sonríe). Ahí ya estoy a pecho descubierto con la gente, aunque lo importante sea que esté satisfecha con el trabajo.

Como fotógrafa, ¿qué camino pretendes seguir en el futuro?

Personalmente, pretendo que mis exposiciones siempre recojan tres disciplinas: fotografías, vídeos y mapas sonoros. Estamos sobreestimulados de imágenes, vemos mucha televisión… y lo que quiero intentar es sumergir al público en el lugar que yo quiero enseñar.

¿Y qué proyecto te gustaría hacer?

Fotos (sonríe). Cuando era más joven si quería alcanzar muchas cosas, pero ahora gozo mucho más del camino. Me gusta levantarme por la mañana y disfrutar lo que hago.

¿Crees que hay mucho intrusismo en ese mundo?

Claro que lo hay, pero no nos tenemos que preocupar por eso. Yo me tengo que ocupar de mis fotos, mis trabajos y de hacer lo que yo quiera de la mejor manera posible. No tengo tiempo de preocuparme de lo que hacen los demás (sonríe). A nivel profesional, hay dos maneras de hacer las cosas: bien o mal. Cuando yo trabajo con alguien confío mucho más en un profesional que en alguien que no lo es.

Tienes un nombre difícil de buscar en Google

Muy difícil (ríe). Yo firmaba mis exposiciones como “mai” y alguien me aconsejó buscar un apellido. Soy una amante de la literatura japonesa y vi un poeta que incluso no es ni japonés, sino indio e inglés. Se llamaba Saki, descubrí lo bien que sonaba con mi nombre delante y desde entonces lo uso. Además, me gusta firmar con todas las letras en minúsculas, no pongo las iniciales en mayúsculas porque no me gusta darle mayor importancia y cuando escribo mi nombre de esa manera me parece mucho más sutil y bonito (sonríe).

MAI SAKI

(Visited 317 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Comment