La Galera Magazine > Entrevistas > María Engo: “Los 2.000 fueron horribles en cuanto a moda”

María Engo: “Los 2.000 fueron horribles en cuanto a moda”

Al frente de la firma de ropa “ENGO” se encuentra la diseñadora pacense María Engo Obreo, una joven creadora que se está haciendo un hueco en el mundo de la moda y que ya regenta su propia tienda-atelier en el Casco Antiguo

¿Cómo llega María Engo Obreo a ser ENGO?

ENGO, que es mi apellido, es la firma que decidí crear cuando terminé los estudios. Estudié patronaje y confección en la Escuela de Artes y Oficios de Badajoz y luego me fui a Madrid a seguir formándome. Siempre tuve muy claro que no quería trabajar para nadie, así que cuando terminé regresé aquí y empecé a crear ENGO, que es mi esencia, mi personalidad.

¿Cuál es el primer recuerdo asociado a la moda que tienes?

Suena típico pero el Diseña tu Moda (risas), que te lo pedías para los Reyes Magos. También solía vestir a las barbies.

¿Cómo nació tu pasión por el corte y confección?

Algo debo de tener en los genes, porque mis abuelos maternos que son de Aceuchal tenían allí una tienda donde vendían telas, botones…Mi abuelo solía ir a Sevilla en moto a por telas y luego en el escaparate se las ponía a los maniquís.

¿Cómo es el proceso creativo que sigues?

Hay veces que hago una colección entera y luego le meto las pruebas de color, tejidos, etc; otras veces lo que me inspira son las propias telas, que ya me sugieren la forma y cómo será la colección. A partir de eso se llevan a cabo primero los diseños, luego el proceso de patronaje, cortar las telas y finalmente confeccionar las prendas. Normalmente el trabajo de un diseñador no tiene por qué ser todo eso, la mayoría tienen sus propios patronistas, pero en mi caso toda la cadena la hago yo, por eso me lleva mucho más tiempo.

¿A quién te encantaría vestir?

Si tuviese que elegir a alguien internacional, me gusta mucho la actriz Jennifer Lawrence, aunque lo que realmente me encantaría es que la gente vistiera de ENGO porque ellos quisieran.

¿Hay alguna época que te haya marcado más a nivel de inspiración?

Es que yo no me inspiro demasiado en épocas, pero los años 70 y 80 me gustan bastante.

¿Y alguna que te parezca espantosa?

Los 2.000, cuando era adolescente. Para mi fueron horribles en cuanto a moda.

¿Cuáles son tus diseñadores más admirados?

Suelo fijarme más en colecciones concretas, aunque me encanta el estilo de Balmain y Valentino. Para vestidos de fiesta me gustan Armani Privé y Eliee Saab.

¿Qué es lo que nunca te pondrías?

Nunca se puede decir nunca pero… los calentadores (risas).

¿Sueles vestir de tus propios diseños?

Cuando puedo sí, pero si diseño una prenda prefiero venderla, con el trabajo que cuesta y el tiempo que le dedico. Lo que sí hago mucho es customizarme cosas, por ejemplo cojo un pantalón de mi padre que encuentro por casa y lo modifico, o esta bomber que llevo puesta, que es de mi hermano (risas).

¿Qué opinas de la moda española?

Hay mucho potencial y talento, pero no tenemos los medios en España que tienen en otros países. No se le da tanto bombo como en otros sitios.

¿Cómo crees que está el apoyo a los diseñadores españoles y en especial a los emergentes?

Lo veo pobre, no te dan muchas salidas para que quieras estudiar esto, ni ayudas, y menos aquí en Extremadura. Casi todas las escuelas son privadas y de pago.

Tienes tienda física y online, ¿qué acogida están teniendo entre el público?

La online está por terminar, la tienda física creo que está en un buen sitio porque se está revitalizando esta zona y tiene tiendas diferentes. La gente que viene a mi tienda me dice que parece que estamos en Malasaña. Además, justo en la misma calle están las tiendas de tela, que les viene genial a mis alumnas.

¿Dónde te ves dentro de unos años?

Me gustaría llegar a ser franquicia, algo pequeñito, que mantenga la exclusividad. Me encantaría estar en París, Nueva York, Madrid, Barcelona…en las capitales de la moda. Aunque aquí estoy muy bien (sonríe).

Vas a representar a Extremadura en los XXXII Premios Nacionales a la Moda para Jóvenes Diseñadores, que tendrán lugar en Madrid el próximo mes de mayo. ¿Cómo te sientes?

Me hace mucha ilusión, aunque la historia es un poco agridulce porque la colección es un homenaje a mi padre, que falleció hace poco. Cuando estaba ingresado me dijo un día que debía hacer la “misión Alepo”, y así es como me embarqué en esta colección inspirandome en la crisis de los refugiados sirios y llamándola Alepo.

 

Artículos relacionados

Comment