La Galera Magazine > Entrevistas > Marta Rodríguez: “Dejemos de vernos como una competencia”

Marta Rodríguez: “Dejemos de vernos como una competencia”

Una oliventina que se define como una nota bemol porque “es una alternativa a lo convencional y la diferencia que altera el producto de todo aquello que existe”, y afirma tener “un gusto especial por las cosas raras”, algo que se convierte en un arma de doble filo, pues el público al que puede atraer quizás sea minoritario. Pero no por eso Marta se rinde, tiene como principal objetivo promover las tendencias musicales más desconocidas y combinarlas con la cultura extremeña. Y, por ello, trae a Badajoz Bemol Inquieta.

Marta, ¿cómo se define a una bemol inquieta?

Bemol Inquieta se parece a Marta. Tiene mucha cultura en movimiento, es curiosa, extrovertida, traviesa… Bemol Inquieta trabaja mucho la cultura del mestizaje por las influencias y los estilos que tiene de otros países. Trabajamos por la cultura dentro y fuera de nuestras fronteras.

Y hablando de fronteras, ¿este proyecto nace fuera de España?

Comenzó en Brasil cuando me fui con una beca al terminar el Grado de Publicidad y Relaciones Públicas. América Latina fue una pasión con la que llegué a decir que no iba a volver a España (sonríe).

¿Y por qué vuelves y te traes el proyecto a España?

lgm-marta-bemolinquieta

Fueron cinco años intensos de ruta en Brasil, donde trabajé con colectivos culturales fomentando principios de economía solidaria. Tenía ganas de volver a casa para saber cómo estaba el mercado tanto en España como en Badajoz y quería descubrir si podía realizar el proyecto en mi tierra.

Al ser un proyecto muy reciente, ¿cómo te has encontrado el mercado en Extremadura?

Es cierto que llevo poco tiempo. Sigo hasta con la mudanza aún… (ríe). Estoy contenta porque me he encontrado a mucha gente que han querido echar una mano. Hay quien dice que son proyectos arriesgados y que ese tipo de actividades aún no calan bien, pero el trabajo de un productor cultural no sólo es hacer un evento, sino intentar transmitir el mensaje que queremos respetando las raíces, la música o la danza con la que se trabaje.

¿Se puede ser una bemol inquieta en una ciudad como Badajoz?

Se puede ser una bemol inquieta en cualquier lugar. Es verdad que fomentar la curiosidad por estas actividades no es tan fácil, pero hay que hacerlo y Badajoz tiene una demanda de cultura que debe ser agitada.

Comparándolo con otros puntos de España… ¿Extremadura está viva en este tipo de actividades culturales?

Sinceramente, creo que falta unidad. Es interesante que construyamos juntos y yo siento muchas veces cierto individualismo entre nosotros. Es necesario que todas las personas que trabajamos en la cultura dejemos de vernos como una competencia.

Viéndolo desde la otra perspectiva, ¿qué te piden los artistas que vas conociendo?

lgm-marta-bemolinquieta-02

El artista desea circular. Sueña con hacer giras, tocar en salas, conocer a otros artistas, sacar otros proyectos adelante, vender discos… Son cosas que, hoy en día, parecen inaccesibles para muchos porque es muy complicado.

¿Hay muchas personas involucradas con la música o cuesta encontrarlos?

Hay mucho talento en Extremadura. Pero no todos ellos se dedican totalmente a la música. La mayoría de artistas no pueden vivir de la música y la ven como un hobby; todavía no da demasiado dinero y es muy difícil mantenerse, pero no es difícil encontrar gente con talento.

¿Tú puedes vivir de la cultura?

Sí. Vivo de la cultura. No es fácil… (sonríe), pero es posible.

¿Qué le dirías a una persona que desea dedicar su vida a fomentar la cultura?

Que no tenga miedo. Es indispensable tener convicción en uno mismo porque siempre habrá personas que te echarán un cable. Mi día a día está repleta de “noes”, pero de repente encuentro algún “sí” que se convierte en proyecto, en trabajo y en compañeros.

 

Artículos relacionados

Comment