La Galera Magazine > Saber más > Musicoterapia y TEA (trastornos del espectro autista)

Musicoterapia y TEA (trastornos del espectro autista)

Se ha demostrado que la musicoterapia tiene una influencia positiva  al ser utilizada en personas con TEA.

Los trastornos del espectro autista (TEA) es un grupo de trastornos del desarrollo cerebral. Aparece en la infancia y engloba diagnósticos relacionados con déficit en la comunicación, dificultades para integrarse socialmente, una exagerada dependencia a las rutinas y hábitos cotidianos, y una alta intolerancia a cualquier cambio o a la frustración.


Primeros síntomas del autismo y de los trastornos del espectro autista que tienen lugar antes de los 36 meses de edad:  

Alteraciones en el desarrollo de la comunicación y de la interacción social

Deficiencias en habilidades comunicativas sociales

Dificultad clara para desarrollar habilidades de referencia conjunta (uso del contacto ocular,  expresiones emocionales,  gestos con función comunicativa)

Déficits en los procesos cognitivos

Dificultades en expresión y comprensión de emociones

Conductas visuales y auditivas atípicas

Fracaso en acciones de atención conjunta (no señalar hacia objetos o sucesos, no  seguir los gestos de señalar que hacen otros, no alternar la mirada entre un objeto y otra persona)

Deficiencias en habilidades de imitación motora (dificultades para imitar expresiones faciales y acciones con objetos tanto familiares o muy simples, como nuevas o complejas)

Repertorio limitado y repetitivo de conductas de juego funcional y simbólico

Conductas problemáticas (agresivas o autoagresivas) como protesta a cambios en rutinas habituales o como llamada de atención a personas importantes para el niño.


Un  profesional especialista en autismo puede sugerir diversos tratamientos factibles de promover efectos significativos a nivel  físico, conductual y emocional. Ninguno de los trastornos del espectro autista tiene cura. Todas las terapias están enfocadas a la paliación de los síntomas y a la mejora de la calidad de vida del paciente.

Uno de esos posibles tratamientos está relacionado con el uso de la música y el sonido con fines terapéuticos.

La musicoterapia, es  una disciplina del área de la salud, que utilizada de manera dosificada, facilita cambios positivos y significativos en el comportamiento humano. Cada sesión es cuidadosamente planeada, llevada a cabo y evaluada para cubrir las necesidades propias y específicas de cada niño, ya que lo que resulta  útil y curativo para un paciente puede no serlo para otro. Además es importante saber que la musicoterapia dinamiza no solamente en lo puramente somático, motriz, sensorial, sino también, y lo que es más importante, en un amplísimo campo psíquico, cognitivo y  comprensivo (percepciones, emociones, afectos, consciencia). La musicoterapia relaja en situaciones de estrés, ansiedad y  angustia. Estados característicos en este tipo de patologías. Esta relajación predispone a la concentración, a la toma de contacto con la realidad exterior, a la autodefinición y a la comunicación. Facilita la sociabilidad y el acercamiento con otros individuos. Por lo tanto, una sesión de musicoterapia estimula el aprendizaje del niño y facilitan  el  autodescubrimiento y la autoexpresión.

Comment