La Galera Magazine > Acción Social > Ningún niño sin colores

Ningún niño sin colores

El Economato Social Ciudad de Badajoz pone en marcha un proyecto de ayuda escolar que se suma a su labor de apoyo a las familias más necesitadas.

353.976 extremeños viven sin ingresar más de 1.000 euros al mes, 41.048 ni siquiera alcanzan 500 euros. Estos datos, hechos públicos en agosto por el Instituto de Estadística de Extremadura a partir de la Encuesta de Presupuestos Familiares del INE en referencia al año pasado, nos muestran que labores como la llevada a cabo por el economato de Badajoz son de vital importancia hoy en día.

En Extremadura, según datos de UNICEF, un 39,2 % de los menores se encuentra en riesgo de pobreza relativa, siendo la región con mayor tasa de pobreza infantil del país. El Economato Social Ciudad de Badajoz, que ya presta un servicio esencial para decenas de familias que se encuentran en riesgo de exclusión socio-económica en esta ciudad, ahora suma a sus acciones la ayuda escolar con el proyecto NingúnNiñoSinColores, con unas subvenciones que  pueden costear a estas familias hasta el 50% del coste del material escolar.

“El economato social es un supermercado diferente, con algunas peculiaridades”, afirma su presidenta Mercedes Arias Delgado. “Nosotros nos dedicamos a hacer que los precios de los productos sean los más bajos posible para que así las personas con menos recursos puedan acceder a ellos sin dificultades, y gracias a la ayuda de la Fundación CB hemos podido lograrlo. Este año en particular, nuestro proyecto ha ido enfocado a combatir la pobreza infantil, gracias a esta ayuda podemos abastecer a las familias de productos tan básicos como potitos, leche de continuación, cereales para papillas…”.

“Es cierto que gracias a las instituciones que nos ayudan somos capaces de sustentarnos desde hace tiempo, pero seguimos necesitando la colaboración y la ayuda de todo el que pueda dárnosla para que el economato Ciudad de Badajoz no se pierda”.

Desde el economato siguen buscando la máxima colaboración posible para poder sustentar este proyecto en el tiempo. Para ello llevan a cabo iniciativas como la marcha nocturna realizada este verano Badajoz-Gévora, la captación de socios, o, incluso, proyectos de crowdfunding.

La colaboración ciudadana se hace cada día más importante para afrontar una realidad en la que el hambre y la necesidad no están tan lejos como podemos imaginar. Ayudar nos enriquece, y es nuestro deber empezar por ayudar a los que tenemos más cerca, a nuestros vecinos. Recordando las palabras del filósofo chino Lao Tse: “El sabio no atesora. Cuanto más ayuda a los demás, más se beneficia. Cuanto más da a los demás, más obtiene para él”.

 

Artículos relacionados

Comment