La Galera Magazine > Cultura > Ocio > Ruta de la Inquisición en Badajoz

Ruta de la Inquisición en Badajoz

ruta de la inquisición el secreto de la caverna

De la mano de Fermín Mayorga, investigador de la Inquisición y autor de varios libros sobre el tema, los asistentes disfrutaron de un recorrido por algunos de los puntos donde el Tribunal del Santo Oficio tuvo presencia en la ciudad de Badajoz

El equipo de El Secreto de la Caverna, programa radiofónico de Onda Campus sobre misterio, organizó el pasado sábado una actividad en la que los participantes tuvieron la oportunidad de conocer la huella que la Inquisición dejó en Badajoz. Para la ocasión, contaron con uno de los investigadores más activos sobre dicha temática, el natural de Cheles Fermín Mayorga. Autor de libros como Los herejes de Badajoz y el portal web El blog del hereje, Mayorga fue el responsable de guiar a los asistentes a través de las calles del Casco Antiguo de la ciudad y su historia.

Aunque la estimación de asistentes era modesta, más de cien personas se congregaron en la puerta de la Catedral de San Juan, punto de partida de la ruta. En este punto, el público descubrió datos como la presencia de judíos en la ciudad, judíos nativos, no extranjeros de zonas de Israel como cabría pensar. También descubrió el origen de la expresión “romper la crisma”, que era el acto por el que los judíos, frotando la frente de los bebés, desbautizaban del rito católico a sus hijos, ya que la conversión al cristianismo era fundamental para la Inquisición.

Fermin Mayorga Ruta de la Inquisición

A través de información contrastada, con datos extraídos de fuentes confiables, Fermín aclaró durante la actividad que su intención era “dar a conocer la historia sin intención de herir a nadie”, puesto que se trataron temas que podrían dar lugar a controversia, como la relación entre la Semana Santa o la tauromaquia con la Inquisición.

El segundo punto del recorrido fue una de las calles que desembocan en la Plaza Alta, la actual calle de San Lorenzo, y que se corresponde con el antiguo barrio judío de la ciudad. Allí, el investigador señaló algunas de las diferencias existentes entre las casas cristianas y las casas judías.

La ruta finalizó en esa plaza, cerca de una de las prisiones en las que herejes eran encerrados para su posterior traslado al Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición situado en Llerena. También próxima a la Plaza Alta, en la Alcazaba, se encontraba una sinagoga judía, y hay noticias que delatan la existencia de una segunda.

Antes de su despedida y tras hora y media de recorrido, Fermín Mayorga respondió a las cuestiones planteadas por el público, la mayoría de ellas relacionadas con algunos apellidos de origen judío, como aquellos acabados en -ez, o aquellos que son nombres de animales o de ciudades. Una experiencia sin duda enriquecedora que, con suerte, podrá volverse a repetir en un futuro próximo.

(Visited 174 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Comment