La Galera Magazine > Acción Social > “Terapeutas” de cuatro patas

“Terapeutas” de cuatro patas

COCEMFE Badajoz acoge una charla demostración sobre los perros de asistencia para personas con discapacidad en Extremadura

Durante la mañana del pasado lunes pudimos descubrir una prueba más de que los perros siguen siendo el mejor amigo del ser humano. El salón de actos de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) en Badajoz se convirtió en el escenario principal de una jornada dedicada a conocer cómo esos seres caninos, en su visión más solidaria y comprometida, pueden ser de gran utilidad a personas que cuentan con algún tipo de discapacidad.

Las ponencias, organizadas por la entidad gaditana Ángeles con Patas, fueron inauguradas por Jesús Gumiel Barragán, Presidente de la Asociación para la Atención y la Integración Social de las Personas con Discapacidad Física de Extremadura (APAMEX), y María Ángeles López, Directora General de Arquitectura de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura, quien deseó que “todos nos concienciemos para ser más humanos, mejores personas y que podamos todos contribuir a mejorar la vida de todos nosotros”.

Asunción Muñoz, directora de la Oficina Técnica de Accesibilidad de Extremadura, impartió la primera de las charlas acerca del futuro marco legal en Extremadura de estos animales, el cual obliga a acreditarlos reglamentariamente en lugares públicos, así como los derechos y obligaciones de los usuarios. Tras ella, Ángeles con Patas llevó a cabo la segunda parte de la jornada dividiéndola en tres visiones distintas. La primera la ofreció Ana Fernández, Terapeuta Ocupacional; “una persona no es minusválida, lo que la hace minusválida son todas las barreras que le rodean”, afirmó.

El segundo punto de vista lo ofreció José Moreno, adiestrador de una asociación que ya desde su nacimiento se puso como objetivo “trabajar conjuntamente para que los perros tengan su sitio en la sociedad y puedan ayudar a las personas”. El momento más emotivo de la mañana lo puso Ana, madre de un niño de 8 años con discapacidad cognitiva severa y autismo, la cual narró lo beneficioso que ha supuesto traer a su familia un perro que “se ha convertido en un terapeuta constante en nuestra casa”, explicó, y terminó proyectando un vídeo que enseñaba los avances que su hijo había logrado de la mano del animal.

Un perro con estas características puede poner en alerta sobre cualquier anomalía que a un paciente le pueda ocurrir. Resulta especialmente emotivo ver las caras de los adiestradores, terapeutas y demás trabajadores cuando ven el resultado que origina dedicar su día a día a ayudar a personas mediante estos animales cuya fidelidad, en más de una ocasión, supera a la de las personas.

(Visited 45 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Comment