La Galera Magazine > Cultura > Espectáculos > Terapia de grupo… de teatro

Terapia de grupo… de teatro

Charlamos con unos “locos por el Arte Dramático”, los componentes de Thalía Teatro Badajoz

Que veinte años no es nada” cantaba Carlos Gardel en su tango Volver. También veinte años es el tiempo que este grupo amateur lleva deleitando a los pacenses con sus dramas y comedias. Thalía Teatro Badajoz lo componen un total de diecinueve artistas, diecinueve vidas dedicadas, por ejemplo, a la enseñanza, a repartir el correo, a las labores del hogar, a estudiar Bachillerato o a ser técnico de radio, pero en las que el teatro ocupa un hueco importante.

Una de sus miembros, Cati, aún recuerda cómo hace 20 años la directora de la compañía, María Jesús Bodes, buscaba a gente para realizar una obra de teatro. “Estaba en mi clase de costura, me lo comentó y me entró el gusanillo”, afirma. Aurora también es integrante de la compañía desde su nacimiento, “pedí que mi primer papel sólo tuviera un par de palabras, pero fueron muchas más“, asiente. Todos los miembros de Thalía Teatro Badajoz subrayan cómo, año tras año, su evolución ha sido brutal; cada vez se han exigido más y han perfeccionado su trabajo para alcanzar una profesionalidad que anteriormente hubiera sido impensable.

Pronunciar la palabra “ensayo” provoca una sonrisa en la cara de cada uno de ellos, dicen que es lo más divertido. Sus encuentros, celebrados cada miércoles, están llenos de técnicas de dominio espacial, ejercicios de voz, de plasticidad y caracterización y de un intenso análisis de cada uno de los textos, aparte del buffet que se monta con las viandas que llevan para aliviar el estrés entre prueba y prueba. Aunque se les intuye buena compenetración, la propia directora afirma, entre las risas de todos los demás, que “son muy anárquicos, a veces no me hacen mucho caso“. Emi, otra de las componentes del grupo, comenta “María Jesús parece muy exigente, pero a veces no lo es tanto y quizás por eso seamos un poco desobedientes”.

Aun así, María Jesús ha hecho de Thalía Teatro una curiosa familia. La directora se involucra totalmente en cada uno de los proyectos de la compañía. Es ella quien asigna a cada uno de los actores el papel a realizar. Incluso ha habido ocasiones en las que ha llegado a introducir personajes nuevos en algunas de sus adaptaciones para que todos los miembros del grupo tuvieran su momento en la obra: “No puedo hacer obras de teatro con pocos personajes. Si fuera empresaria, me saldría muy caro“, bromea.

Los momentos más divertidos que recuerdan se han producido en el transcurso de algunas de las representaciones. Ha habido casos en los que más de un actor ha tenido que improvisar por algún problema técnico o bien porque faltaba algún elemento en escena. Y aunque estar nervioso es algo normal minutos antes de que se levante el telón, algunas de sus actrices, como es el caso de Ana, afirman no estar nunca nerviosas. “Llevo haciendo teatro desde pequeña y ya forma parte de mi vida”, confiesa.

El método de Juan Palomo es vital para ellos: Ellos se lo guisan, ellos se lo comen. En cada función son los propios actores junto a sus amigos y parejas los que se encargan de todo, desde la escenografía hasta el vestuario y el maquillaje; ellos mismos se sorprenden de la cantidad de gente que se involucra y les ayuda.

Thalía Teatro es un grupo formado por personas de edades adultas en donde ninguno de ellos lo esconde ni lo niega, al revés, presumen de ello porque afirman que la experiencia puede convertirse en su mayor poder. “Seremos mayores, pero nunca viejos“, apunta Beni, uno de los componentes más novatos. “Cuando entré, pensaba que esta gente era muy mayor y me he dado cuenta que yo soy uno de los más mayores“, señala Carmelo entre risas. Es la única persona del grupo que ha estudiado Arte Dramático y sus compañeros le tachan cariñosamente como el más rebelde, “gracias a esta compañía, el teatro me ha vuelto a enganchar“, manifiesta.

¿Quién de ellos iba a pensar que acabaría siendo una estrella en un abarrotado Teatro López de Ayala? ¿Quién de ellos iba a imaginar que en unos meses se subirán al Gran Teatro de Cáceres? Ninguno de ellos lo imaginaba y, sin embargo, ahora no conciben su vida actual sin hacer teatro y, lo que es más importante, sin la gran amistad que han creado y el cariño que les une por encima de todo.

(Visited 130 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Comment