La Galera Magazine > > NOTICIAS > Cultura > Ocio > Un placer para degustar ‘De un bocado’

Un placer para degustar ‘De un bocado’

La escuela taller de repostería creativa De un bocado lleva cinco años trayendo a Badajoz las últimas tendencias de este mundo de la mano de Carmen Montero de Espinosa.

¿Os suenan los términos sugarcraft, isomalt o fondant? En Badajoz hay un lugar donde puedes descubrir qué significan.. y seguro que no los olvidarás.  De un bocado nace hace 5 años en la calle Luis Álvarez Lencero como una escuela taller preparada para impartir una gran variedad de cursos de repostería creativa. Esta sublimación artística de la pastelería tradicional ha ganado protagonismo en los últimos años gracias a las series, programas de cocina y redes sociales, que han mostrado el talento de estos creativos pasteleros al gran público. Detrás de De un bocado está Carmen Montero de Espinosa, una enamorada de la repostería desde dos vertientes muy dispares: la parte científica de los alimentos y la parte creativa de estos.

Carmen descubrió la pastelería creativa por casualidad. Siempre le encantó preparar postres y dulces para los eventos familiares, y fue para el cumpleaños de una amiga que, por variar y no hacer las tartas clásicas, decidió indagar para realizar algo más original. “En la búsqueda di con los cakepops, una especie de chupa-chups de bizcocho cubiertos de chocolate que se comen de un bocado. De ahí el nombre de esta empresa”, cuenta. Entonces, los cakepops eran unos totales desconocidos para ella, pero tuvieron tal éxito que en aquel mismo momento, y aprovechando que estaba en paro, decidió enfocar su camino hacia la repostería creativa.

“En casa siempre me enseñaron a comer de todo y a ser curiosa a la hora de conocer nuevas texturas y sabores. Supongo que esa curiosidad y el disfrutar del puro placer de comer provocó el querer conocer más a fondo el campo de la alimentación”, explica. Esto le lleva a estudiar Ingeniería Técnica Agrícola en la especialidad de Industrias Agroalimentarias y Gestión de Calidad y Trazabilidad, aportándole un conocimiento científico de los alimentos que se mezclaba con su lado más artístico y emocional.

Cuando tuvo claro que esto no sería sólo un hobby, se marchó a Barcelona, pionera en España en este mundo dulce, a tratar de buscar las respuestas que no se encontraban aquí. Ha asistido a cursos con formadores especializados en el sector de la repostería creativa, pero es especialmente autodidacta, ya que cree que esta pasión debe ser más genética que otra cosa: ‘Mi abuela paterna era muy repostera, aunque de otro tipo de dulces más tradicionales, y tenía un don especial para ello. Y yo, a pesar de no ser especialmente “dulcera”, he continuado por ahí. ¡Y lo cierto es que me apasiona!’, afirma Carmen, ‘así que qué mejor manera de mostrar al mundo tu pasión que compartirla divulgando los conocimientos a través de la formación y del contacto con la gente que comparte la misma afición”.

De un bocado surge no sólo como una escuela taller, sino como un espacio donde permanece la esencia de cada persona que pasa por allí, de cada sonrisa y de cada emoción compartida. Al final, tus emociones se entrelazan con tu trabajo y, sin darte cuenta, tu impronta queda reflejada en cada cosa que haces y en cada compañero, del mismo modo que aquí permanece la esencia de todo el que comparte su tiempo con nosotros”, indica. “Si no sientes ese entusiasmo no sientes curiosidad, no te rompes el coco para hacer cosas diferentes y la creatividad se muere poco a poco”, asegura la repostera.

Recientemente ha colaborado con la reconocida revista española Tendencias de Bodas junto con otras empresas del sector en el shooting Oniria, el sueño de Julia, para el que ha elaborado los detalles más dulces. Proyectos que le han permitido trabajar de la mano de profesionales como Las Catalinas, bodas y eventos de diseño, de las que afirma que ‘son dos personas maravillosas y todo lo que ponen en marcha sale bien por el tesón y la ilusión con que lo preparan”. En este sentido, cree que unas redes sociales bien gestionadas son la mejor publicidad de un negocio, “un gran escaparate, ya que este trabajo es muy visual y, además, te facilitan el contacto con gente del sector de todo el mundo”.

Entre sus proyectos más recientes se encuentra Sweetit, una escuela online de repostería creativa de habla hispana que toca un gran abanico de técnicas como caramelo isomalt, tartas esculpidas en 3D, o flores de azúcar, así como pastelería tradicional, pastelería moderna y alta pastelería. ‘Son cursos impartidos por algunos de los mejores formadores especialistas del ámbito nacional y creemos que es un proyecto precioso y accesible a todo el mundo’, indica.

La repostería creativa está en constante desarrollo y transformación, acercando arte y pastelería cada vez más. Este arte comestible y fugaz no es pasajero, y De un bocado permite aprender y disfrutar de esta nueva forma de crear en la propia Badajoz.

¡No dudes en visitar su página web y sus perfiles en Facebook y en Instagram!

(Visited 118 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Comment