La Galera Magazine > NOTICIAS > Cultura > Ocio > Un tico en Badajoz (II): Mi primera vez

Un tico en Badajoz (II): Mi primera vez

Seguimos con la segunda entrega de esta sección en la que, Emmanuel, un tico de Costa Rica, nos cuenta su llegada a Badajoz como alumno de intercambio en la Universidad de Extremadura. 

Cuando empiezas algo nuevo siempre hay interrogantes, miedos, nervios… pero sobretodo mucha emoción y adrenalina por descubrir lo que nos espera. Esa incertidumbre hace que la primera vez sea un momento memorable.

Tras meses de preparativos, un avión de once horas y un autobús de siete, Badajoz me recibe con los brazos abiertos. Una ciudad tranquila y pequeña pero con grandes historias y callejones por recorrer.  

La tarde era fría pero con un sol que la iluminaba. Entre la búsqueda de un piso para vivir y supermercados cercanos pasé mi primer día en esta ciudad española que, sin duda alguna, es un lugar donde la amabilidad te rodea.

A veces, cuando vives en un lugar durante mucho tiempo, las pequeñas cosas pasan desapercibidas pero para mí todo era nuevo y cada detalle de la ciudad me llamaba la atención, como por ejemplo que hubiera niños jugando a las doce de la noche, que la sección de jamón en los supermercados sea tan grande, el horario de las clases, la arquitectura del casco antiguo, la venta de cerveza en las cafeterías de la Universidad, etc.

Así pasó el tiempo y mi primer día de clases llegó. Eran las ocho de la mañana y aún no había amanecido, lo cual es extraño para mí porque en Costa Rica el sol sale entre las 5:30 y las 6:00 a.m. Inicié mi rumbo hacia la Facultad pero, como era de esperar, me perdí entre las calles. Trataba de ubicarme en la oscuridad, cuando encontré a alguien queme ayudó a llegar. Una vez más sentía la hospitalidad de esta ciudad.  

Estos primeros días significaban conocer nuevas personas de todo el mundo, salidas, comidas, nuevos trabajo y costumbres. En ese momento es cuando el miedo empieza a desaparecer y sientes, poco a poco, que lo que antes era una ciudad desconocida se está convirtiendo en tu nueva casa.

Mi primera vez en España ha sido inusual, con pérdidas, pero llena de nuevos descubrimientos y aprendizajes. Una experiencia que va más rápido de lo que me gustaría, por lo que habrá que sacarle provecho a todas las primeras veces que se presenten en este intercambio.

(Visited 74 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Comment