La Galera Magazine > Cultura > Música > Vargas Blues Band: blues latino y mucho rock n´roll

Vargas Blues Band: blues latino y mucho rock n´roll

La formación hizo un repaso por sus temas más clásicos y presentaron su último disco “Hard Time Blues”

La fría noche del pasado jueves 24 de noviembre los seguidores del rock y el blues tenían una cita obligatoria en la Sala Mercantil: Vargas Blues Band visitaban Badajoz para presentar su último trabajo de estudio Hard Time Blues.

Con una sala prácticamente llena y pasadas las once de la noche, subía al escenario el trío de Vargas Blues Band compuesto por el inconfundible Javier Vargas a la guitarra, Luis Mayo a la guitarra acústica, al bajo y a la voz, y Peter Kunst a la batería. La formación comenzó de una manera tranquila con Para Guarachar seguida de Amapola Negra, ambos temas influenciados por ritmos latinos aderezados por la cálida voz de Luis.

A partir de aquí todo empezó a cambiar. El público sabía a lo que iba y, con las primeras notas que recordaban al blues más clásico, se iba dando cuenta de lo que se les venía encima. Como no podía ser de otra manera, se empezaban a ver los primeros atisbos del virtuosismo y el sonido limpio de Javier Vargas. De esta manera, la banda hizo el cover de The Same Thing de Muddy Waters, donde Peter Kunst desde la batería cogió el relevo de la voz principal.

vbb-lgm-cuerpotextoDespués de esta versión tocaba ver la esencia propia de la Vargas Blues Band con su Chill Out (Sácalo), una canción donde el público empezó a corear su pegadizo estribillo e hizo que el líder de la banda sacara toda la fiera que lleva dentro. Ya teníamos todos los ingredientes necesarios para un concierto completo: blues, rock y sonidos latinos. Pero aún quedaba lo mejor.

Con todo este menú sonoro, la banda continuó su actuación presentado su último disco con canciones como Bottleneck Blues, haciendo referencia al slide de Javier, que le vino como anillo al dedo para los próximos temas. Luis se colgó el bajo y, con un sonido que podía recordar al mismo Jack Bruce, hizo ver a los asistentes que era el momento de dar caña.

A partir de ahí el concierto iba cogiendo otra identidad. De esta manera, subía la intensidad con Hard Time Blues, tema que da nombre a su último trabajo de estudio. Como suelen decir, depués de la tormenta siempre llega la calma y en el concierto, la frase se hizo realidad mediante la música. La banda cambió totalmente de tercio con el intimista blues Do You Beleve in Love, donde volvió a las voces el bajista Luis Mayo. El público estaba encantado con estos cambios sin embargo después de la balada, el blues y el rock tomaron las riendas de la noche. Así, sonaron temas con un sabor más añejo como I Want You to Love Me con el baterista Peter Kunst a la voz, en el que la sala coreó su estribillo como en ninguna otra canción.

Después de una pequeña pausa, la banda hacía un flashfoward situando al público nuevamente en el marco de su último disco con las primeras notas del bajo de Fulton in the House. En este punto del concierto Javier Vargas y los suyos ya tenían al público más que convencido y el resto ya sería un concierto de puro rock n´roll. Sin más, la banda volvía discretamente al pasado con Let it Go de su LP From the Dark, donde el bajo de Luis Mayo cogió si cabe, aún más proatgonismo.

No todo serían canciones de estudio; también hubo tiempo para muestras instrumentales. Así, la banda deleitó con maestría en un interludio donde Vargas y Mayo se turnaban haciendo solos, hasta llegar al inconfundible riff de Smoke in the Water. Daba la sensación que Javier Vargas se olvidaba de que estaba en medio de un concierto y al final de cada solo, miraba al público a través de sus gafas de sol para bajar de su mundo.

El concierto iba llegando a su fin cuando las palabras de Vargas “el sitio es grande, pero vosotros sois más grandes que el sitio” dieron paso a una introducción de cante flamenco del polifacético Luis Mayo. Se trataba del inicio de Black Alley Blues, uno de los clásicos de la banda que fuisona el flamenco con el blues. Después del conocido tema, la gente se quedó con ganas de más, y no era de extrañar debido al gran concierto que estaban presenciando. Cuando todo parecía acabar, la banda se despide dejando a un incansable Vargas y a su guitarra en el escenario, el cual tuvo que llamar a sus músicos para seguir con el espectáculo.

Después de unos minutos ya estaba la formación completa en el escenario e interpretaron Blues Local de los argentinos Pappo, que el líder de la banda quiso dedicar a la sala y a todos los locales que ofrecen música en directo. Los asistentes querían más música y de regalo, el grupo quiso premiarles con otro éxito de su último disco: Ibiza Moon. Y así, cerraron una actuación donde Vargas Blues Band hizo un repaso por toda su discografía y ofreció al público lo que iba buscando: un buen concierto de rock n´roll.

Artículos relacionados

Comment