La Galera Magazine > Entrevistas > Víctor Márquez: “¡Salir por la calle y captar instantes es lo que más me llena!”

Víctor Márquez: “¡Salir por la calle y captar instantes es lo que más me llena!”

Víctor Márquez es un joven pacense al que le fascina la fotografía. Esta afición le ha llevado a numerosos lugares donde él siempre tiene algo en mente “capturar ese lugar en un momento concreto con el único fin de transmitir una sensación a quien posteriormente vea la fotografía”. Actualmente estudia 4º curso en el Grado de Comunicación Audiovisual en la UEx y, recientemente, expuso sus fotografías en una muestra titulada “Retrospectiva”.

¿Cuándo empezaste con la fotografía y que te llevó a ello?

Empecé a sentir curiosidad por la fotografía desde los 13 años. Recuerdo que quería incondicionalmente una cámara réflex para comenzar a explorar y fotografiar las cosas cotidianas del día a día… cosa que supongo que cualquier fotógrafo ha hecho en sus inicios. Ahorré durante tres años para conseguirla y, aún, no se me borra de la cabeza aquella imagen del repartidor con una caja no más grande que una de zapatos y a mi madre echando una firma como símbolo del fin de mi larga espera.

Siempre he tenido el pensamiento de que hacer una fotografía es como poder detener el tiempo y conseguir que futuras generaciones puedan apreciar el arte, las noticias, los eventos, las personas, la vida social y un largo etcétera, en el tiempo y el espacio que se realizó la toma; al fin y al cabo es lo que me impulsó a hacer fotos y a día de hoy, me sigue impulsando.

¿Tienes algún fotógrafo como referente?

Tengo muchos referentes, pero son referentes en cuanto a objetivos en la vida y metas personales. Tomo como referentes a aquellos que trabajan en la fotografía y trabajan en ella de verdad, que usan la fotografía como medio de comunicación; desde fotógrafos en redes sociales como Instagram hasta el que está respaldado por las grandes marcas. Vivir de la fotografía es complicado y creo que la sociedad aún no es consciente ni está informada sobre la calidad y los mensajes que hay dentro de una fotografía.

¿A qué tipo de fotografía te dedicas? ¿Cuál considerarías tu favorita?

A día de hoy tengo una temática muy variada, pues he estado en eventos sociales, he callejeado con mi cámara, he hecho retratos…pero creo que de siempre me he decantado por el fotoperiodismo. ¡Salir por la calle y captar instantes es lo que más me llena! El reto de conseguir un mensaje o una sensación en una expresión de un transeúnte me impulsa a ser creativo en mis fotos.

En tu última exposición, ¿en qué te has basado para elegir esas imágenes y no otras?

He querido abarcar casi toda la exposición con mi último viaje a Madrid que ha sido completamente fotoperiodístico. Esta ha sido de las pocas veces que de verdad he estado satisfecho con mis resultados. ¡Soy muy exigente conmigo mismo! Pero… para ser breves, el principal motivo por el que he elegido esa gran variedad de temáticas ha sido el pensamiento de no saber cuándo se me presentará otra oportunidad para exponer mi trabajo y, por eso, he elegido las fotografías que, para mí, representan parte de mi vida.

14

De esa selección de fotografías, ¿tienes alguna que tenga una historia importante para ti? ¿Cuál consideras representante de la exposición y por qué?

Todas tienen una historia detrás. Para mí la fotografía tiene la capacidad de poder parar el tiempo, y por tanto ver una toma que yo haya hecho me lleva automáticamente a pensar en el lugar y en el momento en el que sucedió. La principal fotografía a destacar es la misma del cartel de la muestra y la que da nombre a la exposición; sobre todo, insisto, porque toda fotografía contiene un mensaje. Mi lema es que para ser mejor hay que avanzar y todos tenemos algún objetivo personal que se quiere alcanzar, aunque hasta que llegues a él, siempre te va a dar la espalda y esto es lo que representa esa imagen.

En un futuro, por ejemplo en cinco años, ¿te ves dedicándote a algo relacionado con la imagen?

Creo que esta es la pregunta más difícil y es una incertidumbre que llevo planteándome muchísimo tiempo. Mentalmente pienso que si alguien se propone algo, lo consigue; pero la realidad es dura y es complicado vivir de la fotografía. Querer… claro… quiero dedicarme a la fotografía, quiero seguir mostrando mi trabajo y buscar ser la fuente de inspiración de otro fotógrafo, quiero aparecer en la historia de la fotografía y que futuros alumnos dedicados a este mundo o a la comunicación vean mis fotos, quiero hacer exposiciones por todo el mundo para así recorrer más ciudades y crear más exposiciones llenas de lugares y mensajes nuevos…Tengo una larga lista de aspiraciones y sé que son muy lejanas, pero ojala vuelva a hacer una entrevista dentro de cinco años y poder decir: “Hace cinco años, no me imaginaba nada de lo que estoy viviendo a día de hoy”. Soy pesimista y un iluso a la vez.

Para finalizar, cuéntanos algo más sobre ti.

¡Me encanta la fotografía! Me apasiona y a la vez me decepciona por el simple hecho de que la sociedad no lo toma como un arte. Es complicado educar al ojo humano para que consiga distinguir entre una fotografía de calidad y una fotografía tomada con medios a nivel usuario. Con esto, quiero decir que por un servicio de un fotógrafo profesional, en el 80% de las ocasiones, se pregunta primero por el precio del producto y no por lo que es capaz de hacer esa persona. Y digo profesional por destacar que es de profesión, es decir, que es experto en fotografía. He escuchado muchas veces la brutalidad “¿Tan caro? Es solo una hora de sesión de fotos y por menos me lo hace mi primo con su cámara”. Vivir de esto es difícil, por eso de momento prefiero hacer fotografías para mí, para poder revivir momentos cuando las veo.

Artículos relacionados

Comment