Noticias > Acción Social > Churros, libros e inclusión en la Churrería “a A a a a” de Badajoz

Churros, libros e inclusión en la Churrería “a A a a a” de Badajoz

La Churrería “a A a a a” de Badajoz cumple diez años apostando por la empleabilidad de personas con discapacidad, así como por el fomento de la lectura a través de su “librería benéfica”

Seguramente la habrás visto pasar con su bicicleta por alguna de las calles de Badajoz, en algunas ocasiones hasta con música amenizando el camino de los transeúntes. Su nombre es Carmen Díaz y es una de las trabajadoras de la Churrería a A a a a. Este establecimiento abrió sus puertas en Moreno Zancudo en mayo de 2009, recuperando la antigua tradición churrera del Casco Antiguo, en la calle donde habían llegado a coexistir hasta tres churrerías diferentes.

Desde sus inicios se concibió como un Centro Especial de Empleo, de modo que la totalidad de sus trabajadores son personas con algún tipo de discapacidad, permitiendo su inserción en el mundo laboral. “Mi hermana Carmen tiene Síndrome de Down. Ella es muy activa y una trabajadora nata. Una señora me comentó que por qué no le montaba un negocio. Y aquí está”, comenta Carlos Díaz, empresario y promotor del proyecto.

Además, a A a a a cuenta con una amplia carta de productos entre los que elegir, ofreciendo a los clientes una experiencia culinaria a un precio asequible, así como la posibilidad de llevar los churros hasta las puertas de casa. A las bicicletas y motos que antes cubrían estos trayectos, se acaba de sumar un nuevo coche que realizará los repartos a domicilio. “Carmen es amor al trabajo, si un día llueve y no puede salir a trabajar se enfada. Se le estropea la bici y hasta que no se le arregla no descansa. Le gusta ir con su bicicleta y su música a montar sus espectáculos”, afirma Díaz.

Otra de sus características más singulares es su librería benéfica, creada gracias a las donaciones de clientes, vecinos y amigos. “Se me ocurrió porque yo tenía muchos libros en casa. Pensé en poner unas cuantas estanterías y esto ha crecido de tal manera que ahora tenemos más libros que churros”, explica entre risas el empresario. En el local tienen libros usados a disposición de los usuarios, que pueden consultarlos mientras desayunan o adquirirlos por 1€. “Es una librería benéfica y todo el dinero que se consigue es para este tipo de causas: personas con problemas económicos y algún tipo de discapacidad, asociaciones, obras sociales en algún pueblo…”, subraya Carlos. Además, participan activamente en algunos eventos del Casco Antiguo, “elaborando la Feria del Libro de Segundo Mano o poniendo puestos en el día del rastro”, añade.

Estuvimos casi dos años para poder abrir el negocio. Se iba a llamar Churrería-Chocolatería ‘La Alcazaba’ y a los dos o tres meses la asesoría se percató de que ya estaba registrado. Entonces un día me subí al capó del coche y le arranqué todas las consonantes. Dio tanto que hablar que dije: ahora se va a quedar”, relata con una sonrisa su creador.

Han recibido varios premios, como el Premio Especial del Público 2011, del programa televisivo de discapacidad Escúchame! de Canal Extremadura; el Premio Igualdad 2010, otorgado por la Asociación de Derechos Humanos (ADHEX); y otros galardones de asociaciones y del Ayuntamiento de Badajoz por su labor en la rehabilitación del Centro Histórico.

Visita su web y su perfil en Facebook

Artículos relacionados

Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies