La Galera Magazine > Acción Social > El arte en el barrio de Los Colorines

El arte en el barrio de Los Colorines

El artista plástico José Manuel Gamero Gil enseña en Los Colorines los secretos de su talento a través de Yehudi Menuhin España

Integración social a través del arte. Este es el objetivo de la Fundación Yehudi Menuhin España (FYME), que a través del programa MUS-E® lleva la música, la danza y las artes plásticas a los rincones más desfavorecidos del planeta. España no queda fuera de su ámbito, y desgraciadamente, existen en nuestra propia ciudad barrios donde la vida es aún muy difícil. Uno de ellos es Los Colorines. En él se ubica el C.E.I.P. Santa Engracia, uno de los cuatro centros a nivel europeo que participan en este proyecto. Colegio que cuenta ahora con un nuevo y original profesor: José Manuel Gamero Gil, un profesional de las artes plásticas que enseña a los alumnos todas sus técnicas y secretos.

Gamero es un artista muy polivalente, realizando diseño de marcas, diseño gráfico, cartelería, fotografía, decoración de interiores, y en definitiva prácticamente cualquier ámbito en el que se quiera aportar ese plus de belleza. Uno de sus últimos logros ha sido la consecución el Segundo Premio de Escultura Ciudad de Badajoz el pasado 2017. Ahora suma una nueva actividad, a la que le ha llevado su “preocupación por todos estos problemas”, y con la que se ha comprometido profundamente.

De esta forma, los estudiantes del Santa Engracia asisten a sus clases, disponiendo de un aula propia, y realizan las actividades pertinentes bajo la batuta de Gamero y sus tutores. Se trata, por tanto, de una parte complementaria a la educación docente de los niños durante el horario escolar. Pese a que estos nuevos maestros son profesionales que no se dedican a la docencia, sí que aportan a un importante fin, que es enseñar al personal del centro a desarrollar este tipo de trabajos. En sus clases, Gamero transmite desde la destreza para utilizar los instrumentos necesarios a actitudes como el reciclaje, pasando por el fomento de la imaginación. En este sentido, la actividad permite aprovechar un poco más el rendimiento de los estudiantes.

Respecto a la Fundación, sin la que esto no sería posible, fue creada hace más de dos décadas por el músico Yehudi Menuhin, en colaboración con su colega Werner Schmitt sobre una idea del mítico Zoltán Kodály, quien consideraba que la música debía formar parte de la educación y ser accesible a todas las personas. Menuhin amplió el concepto al marco de la realidad multicultural e incorporó el trabajo con todas las artes. El programa se ha implantado en cincuenta escuelas de doce países de todo el mundo, en el que colaboran actualmente alrededor de mil artistas y son beneficiarios más de cincuenta mil niños.

Sin embargo, la labor de Gamero Gil no termina aquí. Desde la FYME se ha lanzado además otro proyecto en el cual también va a participar y que se desarrollará en cuatro aldeas de Olivenza. Aunque en este caso no se trate de lugares de exclusión social, su situación periférica no resulta accesible para este tipo de actividades. Así, el pacense busca “fomentar el arte en nuestro entorno, pudiendo llevarlo al exterior y viceversa”, aportando sus experiencias en una multitud de lugares.

Y es que el arte no tiene, y no debería, tener fronteras.

 

(Visited 129 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Comment