En las nubes con ‘Colorido Sobre Ruedas, Gente Sin Barreras’

En el 2019 la Asociación de Personas con Parálisis Cerebral de Badajoz (ASPACEBA) cumple 40 años y para celebrarlo a lo grande ha diseñado una serie de actos donde se realizarán jornadas de familias y profesionales, entregas de premios, además de diferentes actividades lúdicas con motivo de esta conmemoración. Precisamente, el pistoletazo de salida de este aniversario comenzaba con su comparsa ‘Colorido sobre Ruedas, Gente sin Barreras’ en el desfile de Carnaval.

La comparsa despegó en el año 2000 como una actividad modesta. Al principio, sin música y con trajes bastante sencillos. “Hemos ido evolucionando gracias a las facilidades y el apoyo de la asociación”, nos comenta Cristina Martínez, cuidadora y responsable de la comparsa, que este año está formada por 107 participantes. “Salimos con un carro de música, nuestras sudaderas y nuestras chapas. Somos una comparsa más”.

Años atrás, el grupo estaba formado por personas con parálisis cerebral y otras discapacidades, además de trabajadores y voluntarios de ASPACEBA. Sin embargo, en esta ocasión, la comparsa ha abierto sus puertas a las familias, dándoles la oportunidad de participar junto a sus hijos. “Me gustaría destacar el esfuerzo y la dedicación que supone nuestra participación en el desfile. Trabajadores, familiares y voluntariado son componentes esenciales para el correcto desarrollo y disfrute de la actividad”, añade Carlos Javier Batalla, Director Gerente de ASPACEBA.

La posición de salida de las comparsas en el desfile se sortea, pero desde hace años Colorido sobre Ruedas tiene reservado el tercer puesto. Con esta medida se aseguran una idónea participación; pues resulta más cómodo encontrarse con las familias y los participantes se sienten más arropados con las comparsas que les preceden y las que van detrás.

En sus casi 20 años de trayectoria han recibido premios como “El Antifaz de Plata” o un cuarto premio en estandartes en el 2011. Aunque sin duda el mejor premio, es sentirse integrados plenamente en nuestro carnaval. “Para ellos el carnaval supone nerviosismo, protagonismo y cariño”.

La novedad más significativa de esta edición ha sido ver a todos los integrantes de la comparsa en silla de ruedas. Así, las sillas de ruedas se han transformados en globos, dirigidos por viajeros del Siglo XIX, para surcar lo cielos de Badajoz dejando un rastro multicolor a su paso.

La comparsa trabaja sobre trajes ya fabricados; son los propios usuarios los encargados de dar forma a los diferentes complementos en una serie de talleres a los que asisten durante todo el año. Las manualidades que requieren de costura y silicona la realizan los trabajadores, familiares y voluntarios. “Nosotros intentamos diseñar trajes donde los propios usuarios puedan participar de la mejor forma posible” concluye Cristina, que se ha mostrado ilusionada de contribuir un carnaval más a esta gran labor.

Artículos relacionados

Comment