Estación Sudoeste > Idas y AVEnidas (Volumen II)

Idas y AVEnidas (Volumen II)

Idas Y Avenidas II

Historia de un tren que llega a Extremadura... averiado

Nuestra región ha vivido un verano movido a causa de un tren que precisamente hace todo lo contrario a su función principal; pararse cada dos por tres. La última novedad la anunció el gobierno español hace poco más de una semana: un tren Talgo para hacer el recorrido de Madrid - Badajoz a partir del 2018, incluyendo nuevas prestaciones como un servicio de cafetería y mejorando la comodidad para los viajeros.

Durante los últimos meses han sido numerosos los momentos en los que varios trenes con trayecto Madrid-Badajoz se quedaban tirados en medio de la nada a pocos kilómetros de alguna estación extremeña; un trayecto que, en unas ocasiones, los pasajeros debían continuar montados en autobús, pero en otras, tuvieron que recorrerlo a pie. Algunos de los damnificados han sido los actores Santi Senso o Alberto Amarilla, quienes, a través de sus redes sociales, narraron lo sucedido. "El tiempo de los que viajan a Extremadura es igual de valioso que el del resto", manifestaba Amarilla en Instagram.

El tema del tren ha tenido durante estas últimas semanas varias fechas claves a señalar. Los periodistas extremeños Luis Troya y Pepa Bueno o el cantautor Pepe "El extremeño" hicieron claras alusiones al tren durante la Gala de entrega de las Medallas de Extremadura. "He venido en coche desde Madrid porque del tren no me fío", decía Troya, que además fue uno de los presentadores del evento. El 8 de septiembre, la plataforma ciudadana Milana Bonita realizó el trayecto en tren desde Plasencia y Cáceres hasta Madrid emulando a los personajes de la película de Mario Camus Los Santos Inocentes y vistiendo sus mismos ropajes. "¡Eso que véis allí (señalando a un tren) es un AVE!", se les oía decir. "¡Ohh!", respondían con admiración los extremeños que viajaban con ellos. Y este trayecto surtió efecto: varios medios de comunicación nacionales se hicieron eco de esa reivindicación con cierto punto cómico.

El 23 de septiembre le llegó el turno al Renferéndum organizado por Fundación CB, aunque en este caso las fuerzas de seguridad no confiscaron ni las papeletas, ni el bocadillo de kilómetro y medio de longitud que se sirvió en la Plaza de San Francisco. Este fue un acto ciudadano donde una fiesta cultural llena de música, poesía y humor convivió con una reivindicación por la urgente electrificación de la red ferroviaria y por seguir conectados como una ciudad más de Europa. El último acto importante, programado hasta la fecha, será la manifestación política y social que el 18 de noviembre se llevará a cabo en Madrid y con la que se pretende lograr, mediante la unidad de todos los grupos políticos y toda la ciudadanía de la región, un tren mejor para todos.

La indignación de los extremeños puede parecer que llegue tarde, pues esta situación se ha hecho de rogar demasiado durante los últimos 20 años. Además, la actual situación económica y social, tanto de la región como del país, convierte la inversión del tren en todo un gran desafío para cualquier organismo. También es cierto que el reclamo de los extremeños no pasa únicamente por renovar las máquinas; es de vital importancia la reforma de una infraestructura que en muchos puntos de la comunidad sigue siendo de madera, lo cual la convierte en una reliquia que debería estar expuesta en museos y no estar en uso en pleno siglo XXI. Quizás lograr un tren digno sea el instrumento que Extremadura necesita, no sólo para avanzar hacia el futuro, sino para aprovechar su presente.

 

Artículos relacionados

Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies