Noticias > Acción Social > Julia Cortés: "Quiero cambiar el mundo. Estoy segura de que nadie sabe de lo que es capaz, hasta que lo intenta".

Julia Cortés: "Quiero cambiar el mundo. Estoy segura de que nadie sabe de lo que es capaz, hasta que lo intenta".

La escritora pacense Julia Cortés Palma, autora de 'Comenzó en Badajoz', 'Dos rombos' o 'Gupina Guppy' entre otros, ha sido nombrada Embajadora Universal de la Paz. El Cercle Universel des Ambassadeurs, de la Paix y ASORBAEX, decidió, a través del Congreso Mundial de las Letras Hispanas y el Congreso Mundial 'Mujeres  y Hombres Girasol', pedirle este compromiso, del que asegura se enteró por sorpresa, mediante un e-mail.

Todo comienza cuando Julia decide apuntarse para asistir al Congreso Internacional de Letras Hispanas que se desarrolla entre Madrid y Toledo. “Fui como escritora, como profesora y como persona que vive en un mundo que no me gusta y que deseo cambiar”, asegura rotunda, afirmando además, que sola no puede hacerlo, pero sí que puede cambiar a algunas personas que mejorarán el mundo en un futuro. Esas personas son los niños de hoy.  “Si nuestros niños reciben unos principios correctos, ellos sí podrán gestionar y cambiar el mundo”. 

Reflexionamos con una escritora que, además de poesía, escribe también novelas y cuentos infantiles, asegurándonos no merecer este reconocimiento: “por hacer las cosas que hago… yo no he hecho nada para conseguirlo. Simplemente se trata de la suma de pequeñas cosas que voy desarrollando. Siento que la vida se me va y he vivido más de lo que me queda. Antes de irme, me gustaría mejorar, aunque solo sea un poquito, este lugar”.

Parece pues que este propósito se ha hecho realidad después de la presencia de Julia Cortés en el citado congreso, en el que, según recuerda, su intervención no fue una poesía, si no lo que le salió del fondo del corazón: “Me dejaron para el final y pensé en qué hacer para despertar a aquella gente. Entonces, les hablé del maltrato, hice una pequeña representación e incluso al final bailé. Conté todo lo que yo he vivido, que fui una víctima de violencia de género… conté mi verdad y, sobre todo, que soy mejor persona ahora que antes por haber superado esa dificultad ”. Hoy se siente dichosa: “Estoy más feliz que si me hubiese tocado el gordo de la Primitiva porque esto me parece lo más satisfactorio y bonito que podía pasarme”. 

El curso pasado, Julia Cortés disfrutó de una licencia de investigación e innovación educativa en el proyecto denominado 'Mundo Fácil', cuya finalidad residía en mejorar la calidad y el acercamiento a la lectura de todas aquellas personas con diferentes dificultades para acceder a ella. Sin embargo, según relata para la Galera, dicha licencia ya ha concluido y pese a que debería reincorporarse a impartir clases en el Instituto Ciudad Jardín, tiene una inquietud: “La Fundación Lumiere me ha nombrado gestora y coordinadora de un ciclo de cine educativo para toda Extremadura. Por tanto, estoy estudiando la posibilidad de llevar a cabo este proyecto. No me gustaría que Extremadura perdiera esa oportunidad porque, debido a mi formación, tengo claro que el cine es un recurso muy poderoso para acercar a niños y adolescentes los problemas de nuestra sociedad. Hay muchos jóvenes que no leen a los que les encanta el cine y, yo insisto, me daría mucha pena que todo esto se perdiese”.

Durante meses, Julia Cortés, nos cuenta que ha estado realizando diversos cursos sobre cine y teatro que le han permitido conocer de cerca como actuar con aquellas personas que realmente lo necesitan: “Es muy importante saber identificar los sentimientos y los chavales no son capaces de hacerlo. Creo que el cine y el teatro deberían ser asignaturas obligatorias en los colegios. La educación emocional es prioritaria. De qué les sirve saber dónde está Portugal, si desconocen por qué razón están tristes...”. 

Para la escritora, está clara la razón de que los adolescentes y los niños no sepan por qué sienten lo que sienten: “Porque no se habla de sentimientos. No se tocan los motivos ni las causas de los mismos. La gente se deja llevar únicamente por impulsos y nadie imparte educación afectiva”. Desde su experiencia, asegura la docente, es absolutamente necesario que se enseñe a resolver conflictos emocionales, identificar sentimientos, saber afrontar situaciones concretas, etc.

A modo de conclusión y como mensaje de tu filosofía: “Recuerdo unas frases que tenía en un lugar visible, en mi etapa de profesora en Canarias” y que rezaban lo siguiente:

“Prohibido decir no puedo hacerlo, inténtalo”. Y “Nadie sabe de lo que es  capaz, hasta que lo intenta”.

Artículos relacionados

Comentarios(1)

  • Avatar
    rafael patiño salgado
    21/08/2019 a las 7:31 PM

    Estoy muy convencido y seguro que la escritora Julia Cortes hará un gran papel a nivel mundial como EMBAJADORA DE LA PAZ, ojala algun dia tengamos el honor de contar con su presencia en Colombia, mi bello país, a pesar de que llevamos mas de 75 años padeciendo los horrores de una guerra fratricida, promovida por las diferentes orientaciones políticas que se han campeado en el.

1 comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies