La Baraja solidaria de los Derechos Humanos.

Barajando la Solidaridad. Así se llama la nueva campaña escolar que ha preparado  la ONG “Músicos Solidarios Sin Fronteras” para este 30 de enero, día Escolar de la No-Violencia y la Paz, con el fin de difundir la Declaración Universal de los Derechos Humanos y  la Convención sobre los Derechos del Niño, que cumple su 70 aniversario.

Para ello, la ONG ha preparado un juego de naipes  a través de la elaboración de la  “Baraja Solidaria por los Derechos de la Infancia”, para que los niños y las niñas, se acerquen al conocimiento de sus derechos fundamentales, los Derechos Humanos.

“Se trata de una baraja con valor multicultural al representar familias e instrumentos de diferentes culturas, expresando con cada familia un derecho adecuado al lenguaje infantil. La baraja, que se compone de 32 cartas y 8 comodines, está diseñada por el artista plástico extremeño Gamero Gil. Cuatro cartas forman una familia, y están compuestas por un bebé, un niño, una niña y un grupo de niños y niñas. Cada personaje porta un instrumento típico de cada “familia” o país. Y en la parte inferior,escrito, un derecho fundamental de la infancia. Los comodines están formados por un grupo de niñas y niños de todas las familias, formando una gran orquesta internacional y solidaria”, indicaba Pedro “Monty”, presidente de Músicos sin Fronteras en Extremadura.

La idea de esta organización es que esta baraja solidaria sea difundida en los centros educativos, con motivo del Día Escolar de la No-Violencia, con el fin de que  “ carta a carta, los derechos fundamentales de la infancia que son la garantía de nuestro futuro más social, más justo y democrático, los más pequeños aprenden que, a través de la defensa de estos derechos, podrán llegar a conseguir un desarrollo humano sostenible; de justicia, de progreso y de igualdad, porque ante la marginación y el racismo, la cultura y la educación son las alternativas liberadoras” aclaraba el presidente de la ONG en Extremadura.

Puedes adquirir uno de los mil ejemplares preparados por el precio de cinco euros, cuyo beneficios se destinarán a la campaña de recogida de instrumentos y accesorios musicales que esta ONG está llevando a cabo en el País Vaco,  a través de la creación de un “Banco de Instrumentos” destinados a Siria, para poder cambiar los sonidos de las bombas por música en las escuelas.

Sin duda, una idea llena de justicia, solidaridad y paz por parte de Músicos sin fronteras, una Organización No Gubernamental, sin ánimo de lucro, que desde el año 2000, está llevando a cabo una campaña de sensibilización y difusión denominada “Los Derechos Humanos, tu mejor instrumento”, con el fin de establecer un compromiso solidario entre la música , amantes de la música y amigos solidarios con la infancia y la juventud más desfavorecida y desprotegida del mundo.

Artículos relacionados

Comment