La Directora de la Casa de la Mujer: “Ellas no son víctimas, si no mujeres en proceso de recuperación “

Hoy 8 de marzo, Día Internacional de la mujer, las calles volverán a llenarse de morado para reivindicar los derechos de las mujeres y luchar por una igualdad real.

Desde la Galera Magazine, hemos querido aportar nuestro granito de arena en esta lucha con una entrevista a Marilé Calvo García, Directora de la Casa de la Mujer y el Menor, que nos cuenta todas las actividades e iniciativas tras el cambio de ubicación del instituto a la Avenida de Elvas, los recursos de las nuevas instalaciones, como han participado en la manifestación y una opinión muy clara de cómo entender la violencia de género y que hacer para conseguir erradicarla.

¿De dónde surge la necesidad de un nuevo espacio para las mujeres?
La casa llevaba mucho tiempo en proyecto y la iniciativa surge desde el primer momento que la casa donde estábamos, un espacio que muy amablemente nos cedió la Diputación de Badajoz y que reunía todas las condiciones, se empezó a quedar pequeña.
Se ha ido demorando por cuestiones de la crisis, pero todo el personal de la junta y de la consejería teníamos muchas ganas de estar en el nuevo espacio, por brindarles un sitio más acogedor.

¿Qué nuevos servicios ofrece?
En la casa anterior todos los servicios estaban cubiertos y había capacidad para que hubiese mujeres y menores, pero no tenía el espacio con el que cuenta la actual, con zonas como el salón de actos, la biblioteca, varios patios, dos talleres y la capacidad que tiene para más mujeres.
Además esta casa, al ser mucho más grande nos brinda la oportunidad de cederla y compartirla con todas la mujeres de la ciudadanía que quieran hacer cosas, como las últimas reuniones de la plataformas 8 de marzo, convirtiéndola en un espacio con múltiples aplicaciones.
Personalmente me gusta decir que la nueva casa es más grande y no que tiene capacidad para más mujeres, porque creemos en los demás recursos que tenemos como las oficinas de igualdad y violencia de género que están distribuidas por toda Extremadura o los Puntos de Atención Psicológica (PAP) , organismos que ayudan a que las mujeres tengan recursos en su misma localidad o cerca de ella, sin ver la casa como el único sitio para las mujeres que sufren violencia extrema o que no tienen una red sólida de trabajo o amistades, porque al fin y al cabo , ellas sienten que están aquí y el agresor sigue en su pueblo , por lo que hay que valorar todos los recursos y hacer ver que se trata de un espacio de recuperación integral y así se lo transmito a todas las mujeres que llegan a la casa, ellas no son víctimas sino mujeres en proceso de recuperación.

¿En qué medida ves que es necesario un espacio así para las mujeres de la provincia?
Es necesario porque tenemos muchas cosas que decir y hacer. Necesitamos que la administración nos cubra esos espacios, para que otras asociaciones puedan reunirse aquí, porque la plataforma de mujeres está creciendo y necesitan un sitio para trabajar por la igualdad, por el feminismo.

En relación al día Internacional de la mujer, ¿Qué actividades se están llevando a cabo?
Hemos realizado un taller con las mujeres de los colorines denominado “Café con autoestima” , porque muchas veces se nos olvida querernos a nosotras misma, es algo que vemos en la casa cuando una mujer viene y lo primero que pregunta es por el abogado, por su futuro y el de sus hijos o su casa, antes que por una psicóloga que pueda ayudarla.

También tenemos la exposición “Yo, tú, Ellas” de Plena Inclusión Extremadura disponible hasta el día 14 de marzo.
Además, el alumnado del Bárbara de Braganza del ciclo formativo de políticas de igualdad y los alumnos de Pedro Monty, maestro de Educación musical en la Junta de Extremadura, visitarán la casa para participar en el proyecto “La Mirada Violeta” y en el “Certamen de micro- relatos de la violencia de género en positivo”, que tendrá lugar este año antes de los meses del verano.
Todo ello sin olvidar que seguimos teniendo el servicio de asesoramiento jurídico, social y psicológico tanto para las mujeres como a los hijos e hijas de las mujeres víctimas de la violencia de género, que son igualmente víctimas como recoge la ley de Extremadura desde 2011.
En definitiva, actividades para la recuperación, para que salgan las angustias, las penas, para que ellas sientan que están aprendiendo cosas nuevas que les puede servir para buscar un trabajo y subirles la autoestima.

¿De qué manera participáis en la manifestación del 8 de marzo?
Pues hemos participamos desde la preparación, cediendo una de las aulas para las diferentes reuniones de la asamblea y la creación de las pancartas.
Además, individualmente es muy raro que alguien del instituto no se sienta motivado para ir porque es en lo que estás trabajando y es algo vocacional, ya que al final quieres luchar contra aquello que estás combatiendo todos los días, y de una manera u otra formar parte de esa cuarta ola en la que estamos las mujeres, como simboliza este año nuestro cartel.

Muchas veces la sociedad no sabe el límite de que es o no violencia de género ¿Que entiendes tú por este concepto?
Bueno en primer lugar se malinterpretan los conceptos porque esto es el nuevo machismo. El Patriarcado tiene muchas aristas y nunca termina de estar quieto, a pesar de los avances que consigue la mujer, el Patriarcado también sigue avanzando, porque en esa cultura nos hemos criado nosotras, nuestras madres y abuelas. Si tú no te revelas diciendo que no es lo que quieres seguiremos ahí porque a veces es mucho más cómodo.

La violencia de género es aquella que se ejerce el varón sobre la mujer de multitud de maneras, con una mutación genital, un matrimonio forzoso, una violencia psicológica, el acoso sexual o las violaciones, entre otras muchas. Bien es cierto que la ley recoge que es aquella que se ejerce sobre la pareja o ex-pareja, pero es algo que tiene que cambiar, porque si una mujer es violada o acosada por un grupo de hombres en un día de fiesta, no tiene ninguna relación directa con ellos pero la están violando por ser mujer, y todo esto también es violencia de género.

¿Que tenemos que cambiar o mejorar para avanzar?

En un principio el término violencia de género se empezó a utilizar como un anglicismo, pero ya todos debemos entender que el sexo es con lo que nacemos y el género es una construcción social que nos dice que las niñas tienen que ser dulces, débiles y bondadosas, mientras los niños son los fuertes que no lloran y de no ser así son mariquitas.
Esto es lo que tenemos que trabajar aunque no es nada fácil, porque nos socializan desde muchos sitios: canciones, anuncios, redes, familia, amigos o los grupos de iguales. Tenemos que dejar de decir “ no te vengas por esta calle, no bebas si no estás delante, no te pongas esas falda tan corta, no salga sola” y empezar a decirle a los chicos que “ no te metas con las mujeres cuando van sola por la calle , no te acerques y las toques cuando hay un apretón en un autobús”, hay que empezar a educarlos a ellos, lograr desaprender lo aprendido y empezar a decirle el NO a ellos , porque “ si yo voy sola por la calle, a mi no me puede violar nadie si nadie viene a violarme, porque yo sola no me violo”.
Debemos de cambiar la visión que tenemos, porque queremos ver que las cosas están pasando en otro sitio y no es así, nos pasan a todas. Hay que ser activas todos los días y pararle los pies al familiar con un comentario, a una chica que habla mal de otra o a cualquiera que hace un chiste.
Yo soy de la condición de que si tú haces algo positivo en un sitio repercute en los demás y esto debe aplicarse en la violencia hacia la mujer. Por ejemplo poniendo puntos violeta en la Feria de San Juan y en los Carnavales, para que la gente de otros lugares que nos visitan se motiven y lleven la iniciativa a otras partes del mundo, donde la mujeres no tienen recursos y sufren muchas más desigualdades.

Artículos relacionados

Comment