Noticias > Cultura > Laura Núñez: Lo malo no es que nos pasen cosas, sino el tiempo que duran y el momento en el que se nos presentan

Laura Núñez: Lo malo no es que nos pasen cosas, sino el tiempo que duran y el momento en el que se nos presentan

Con tan solo 21 años, Laura Núñez presenta su primer libro, ‘Emociones de papel’, conformado por una serie de relatos y prosa poética que aúna temas como el acoso escolar, la violencia de género o la búsqueda de la identidad.

“Una persona altruista capaz de darlo todo sin necesidad de esperar nada a cambio”, así se define Laura Núñez Salguero. Su trayectoria en el mundo de la literatura se remonta a su infancia, cuando en el colegio destacaba por ser la persona que más libros leía. Fue premiada en el concurso de relatos del IES Bachiller Diego Sánchez de su pueblo natal, Talavera la Real, con “El miedo más común”; mientras que en el concurso del IES Zurbarán de Badajoz, donde actualmente finaliza sus estudios, también ha sido reconocida con el relato “La máquina del tiempo”.

‘Emociones de papel’ es la primera publicación de esta joven escritora, que define su libro como un conjunto de sentimientos un poco duros, estructurados en narrativa y prosa poética. Laura Núñez aclara que tiene la esperanza de que “en un futuro estas emociones solo queden en el papel y que la gente no se tenga que preocupar de que las situaciones que aparecen en  su libro puedan estar pasando en la vida real”. La prosa poética, por su parte, es la herramienta que utiliza para aportar algo de luz a las historias de los relatos, centrándose en temas de amor y desamor. “’Emociones de papel’ no es un libro como otro cualquiera, la mayoría de las cosas que aparecen me han pasado a mí o a un entorno conocido”, apunta Laura.

Entre los textos destacados, la “Rosa negra” narra en primera persona la historia de una chica que tuvo que afrontar abusos sexuales, “era una situación real, a la que he tenido que hacer cambios”, comenta Laura. Incluso una vez recopilados todos los relatos y enviado el manuscrito a las editoriales, este seguía inconcluso, ya que se trataba de la parte que la escritora más temía sacar a la luz. “Quería que el lector quedase satisfecho, pero también que continuase leyendo ”, agrega cumpliendo su objetivo, pues es el relato que más impacto ha tenido, suscitando a los lectores a pedir que se convierta en un libro por sí solo.

Al ser cuestionada por la inspiración a la hora de escribir, Laura reconoce haber sufrido bullying y asegura estar preparada para actuar en el caso de ver un hecho parecido. “El otro día en Talavera les di una charla a algunos chicos de la ESO. Llegas allí, empiezan a hacerte preguntas y te dicen: ¿cómo puedes hacer que nosotros sintamos lo que el personaje está sintiendo? Son hechos que emocionan”, comenta. Además, Laura afirma estar siempre en contacto con el lado sociable, “yo quería haber estudiado psicología, pero las carreras no son lo mío”, añade entre risas. Actualmente también colabora con la Fundación Dolores Bas de Arús, a raíz de las prácticas realizadas en un curso de inserción laboral para personas con discapacidad.

Es anecdótica la forma en la que su libro favorito, ‘Dado duende’ de Seve Calleja, se ha convertido en un hilo conductor que la ha llevado a escribir ‘Emociones de papel’. “En quinto de primaria se nos planteó hacer una biblioteca en la clase y me llevé este libro. Cuando pasamos de curso, lo fui a recoger porque tenía muchas ganas de leerlo otra vez y mi libro no estaba”. Laura cuenta que nunca apareció, pero no desistió de buscarlo cuando le dijeron en varias librerías que estaba descatalogado en España. Hasta el año pasado, cuando leyó la noticia de la Librería Cien Cañones y el libro-bomba, y descubrió que allí vendían ejemplares descatalogados; acudió a la librería y, tras algunas semanas de espera, adquirió ‘Dado duende’, que llegó de Inglaterra. “Una noche el editor me manda un correo y me dice que Seve Calleja quiere mi libro para hablar de él en su emisora de radio en Bilbao. Se había enterado de mi historia con ‘Dado duende’ y decía que mi lucha era un orgullo para él”. Junto a este referente literario, Laura también admira a autores como Isabel Allende o Carlos Ruíz Zafón, e igualmente se declara fan del extremeño Carlos Pajuelo, a quien tuvo el placer de conocer en una charla de su instituto.

Respecto a los concursos a los que Laura Núñez se ha presentado, su primer accésit lo obtuvo en el XIV Premio de Relatos "Bachiller Diego Sánchez 2014”, y más tarde fue la ganadora en un concurso de microrrelatos del IES Zurbarán. Además, se ha presentado a varios certámenes online, como el internacional Pluma, Tinta y Papel que edita Diversidad Literaria, o la XII Edición de Relatos en Cadena de la Cadena Ser.

Cuando habla de la edición y publicación del libro, Laura comenta que al finalizar el manuscrito contactó con once editoriales, de las cuales diez le respondieron diciendo que querían el libro. “Siempre estuve buscando el hecho de que mi libro saliera, para mí ya era un logro este primer reconocimiento, aunque también quería que la gente lo acogiese de la mejor forma posible”, afirma la escritora, quien contactó finalmente con la editorial de Badajoz Editamás, publicándose por fin el tres de enero.

El libro ya ha visto la luz en varios actos y  la presentación oficial se realizó en El Corte Inglés de Badajoz. En el IES Zurbarán tuvo lugar una primera charla-coloquio, Laura recuerda “una frase que dije y después tuvo repercusión positiva en redes sociales: Lo malo no es que nos pasen cosas, lo malo es el tiempo, el tiempo que duran y el tiempo en el que se nos presentan”. También destaca otras dos presentaciones, una en el Crossover Game Zone y otra en la vinoteca Tavinos, donde decidieron unir una cata de vinos con las palabras de la escritora, “fue muy gratificante ver que al servir el primer vino, la gente dijese de esperar porque me estaban escuchando”.Laura Núñez concluye diciendo que se encuentra en deuda con los que están a su alrededor y consigo misma. "Para mí ha sido un enorme placer encontrarme con los libros”, comenta y bromea con que en su mente ve fotogramas todo el tiempo, “creo que no cambiaría nada de mi vida, porque ha constituido la persona que soy ahora”. Y cuando habla del futuro tiene claro “que no voy a dejar de escribir, porque me ha sacado de mis peores momentos y me ha llevado a uno de los mejores”.

Artículos relacionados

Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies