Noticias > Entrevistas > Mago Ponce: "Ilusionar y hacer feliz a la gente se ha convertido en mí día a día"

Mago Ponce: "Ilusionar y hacer feliz a la gente se ha convertido en mí día a día"

Jose Manuel Ponce ha persegido la magia desde pequeño, ¿o ha sido la magia la que le ha buscado a él? El joven natural de La Coronada (Badajoz) saca su as bajo la manga y nos cuenta su andadura en este mundo tan desconocido. Su trabajo y pasión por la magia han provocado la reciente victoria del pacense en el Gran premio del Instituto de Magia 2018 

Comenzamos con la pregunta más tópica: ¿Qué es la magia? 

Me hace ilusión responder a esta pregunta porque cada mago tiene una visión diferente. Para mí, la magia es el medio para demostrar al mundo quien soy y como soy; me ha regalado tantos buenos momentos que podría decir que es una forma de vida. Ilusionar y hacer feliz a la gente se a convertido en mí día a día.  

¿Cómo empezó tu camino en la magia?

Mi historia quizá es un poco diferente a la del resto de magos. Con apenas ocho años me disfrazaba en los cumpleaños de mis primos con una bolsa de basura y hacía mi pequeño show. Me hacía llamar “El mago Manu” un gemelo de José Manuel (yo) que solo aparecía en ocasiones importantes (ríe). Con 13 años empecé a subirme a escenarios y a dedícame de una forma más profesional a este arte.

Desgraciadamente no existe Hogwarts. ¿Cómo se llega a ser mago? En tu caso, ¿es un trabajo autodidacta o te has formado de alguna manera?

Es un camino que requiere muchas horas de trabajo y que no cualquiera es capaz de superar. En mi caso fue un trabajo autodidacta y de investigación hasta que llegué a un nivel en el cual ya no podía continuar solo. Buscaba la “perfección” (en este mundo nunca se llega a lo perfecto) y recurrí a cursos con grandes magos nacionales e internacionales dentro y fuera de tierras extremeñas.

Actualmente estudias marketing, publicidad y protocolo en Madrid y compaginas la magia con tu vida cotidiana, ¿cómo se lleva eso?

En épocas de mucho estudio es complicado encontrar un hueco para practicar, pero aun así la mente de un mago no deja de pensar. Me he dado cuenta de que las mejores ideas las he encontrado mientras estudiaba otras cosas externas a la magia, aprender observar tu entorno puede darte muchas ideas nuevas.

¿Cómo definirías tu magia? ¿Qué tiene ‘El Mago Ponce’ que lo diferencia?

La naturalidad a la hora de expresarme es mi mayor secreto, porque soy honesto, sincero y expresivo en los escenarios. Mi magia va lanzada como una flecha a las mentes de los espectadores, mi finalidad es hacerles desconectar de sus problemas y obligaciones durante el tiempo que dure mi acto.

En tus espectáculos de magia la interacción con el público y el humor son elementos fundamentales, ¿cómo los preparas?

Busco un humor que a mí me haga gracia, luego lo pruebo con familiares y amigos y, si funciona, intento ponerlo en práctica. Siempre llevo la misma estructura para que no haya fallos y que todo fluya a la hora de la verdad, la verdad es que soy muy perfeccionista.

¿Qué es más difícil: la ejecución de un truco o la historia con la que envolverlo?

Mi magia se basa en un 70% en la presentación y, por muy difícil que sea la ejecución, siempre le dedico más tiempo a formar una buena historia con la que envolver el juego. Intento siempre buscar una puesta en escena original y diferente. Es verdad que si la ejecución no se hace bien, al final no consigues transmitir lo que querías por muchas historias que cuentes. Otros factores a tener en cuenta son el ambiente en el que se desarrolle y el público con el que cuente, esto es lo que hace que cada espectáculo sea único e irrepetible.

¿Cómo ayuda la magia en el día a día?

La magia ayuda tanto al mago como a aquel que no lo es. Por un lado, al mago le ayuda a superar sus miedos, a ser una persona especial y positiva; además tenemos la capacidad de hacer creer en lo imposible, hacer que la gente desconecte por un momento de su vida privada.

A mi me encanta ir a hospitales, residencias de ancianos, etc. Porque nada más verme se les pone una sonrisa de oreja a oreja que me llena por dentro, el rato que están disfrutando de mi magia se evaden de sus verdaderos problemas. Es como una terapia. Se necesitan más eventos y acciones como esta en nuestra sociedad. 

Siempre se ha dicho que, entre magos, como en el amor y la guerra, todo vale. ¿Es real la

competitividad y el secretismo entre vosotros?

Al igual que en otros artes la competitividad está presente, pero en este caso es una característica necesaria para hacer que mejore la magia. Aunque es un mundo de mucho secretismo, entre nosotros nos llevamos bien y compartimos muchas cosas, a no ser que sea algo muy personal, que solo tú has trabajado, aquí si se mantienen las distancias.

¿Qué futuro le ves a la magia? La tecnología ha hecho posible cosas que antes eran impensables, ¿crees que esto ayuda o hace que se pierda la esencia de la magia?

La magia evoluciona a pasos agigantados y los públicos cada vez son más exigentes y difíciles de sorprender, porque gracias a los medios ya están acostumbrados a ver magia. No es que se pierda la esencia, sino que a los magos nos toca trabajar más duro para intentar destacar. Pienso que la innovación y la tecnología van de la mano a la evolución de la magia.

Una curiosidad: ¿dónde os reunís los magos?

En Extremadura lo tenemos bastante difícil para reunirnos, pues no existe ninguna asociación como en otras comunidades, por ejemplo, en Madrid está la SEI (Sociedad Española de Ilusionismo). Nos solemos reunir en pisos de compañeros, parques o bares que nos ofrezcan cierta intimidad.

¿Cómo ves este mundillo de la magia en Extremadura, y más concretamente en Badajoz? ¿Es complicado hacerse un hueco?

No somos muchos los magos extremeños y estamos bastante escondidos. En Badajoz no hay mucho trabajo por lo que nos toca movernos y alquilar salas para animar a la población pacense a ver magia. El caso de Don Benito es especial, porque alberga cada vez más magia y recibe la magia con mucho agrado gracias a Extremagia. Es difícil hacerse un pequeño espacio, pero aun así yo creo que con trabajo y esfuerzo hay hueco para todos.

Artículos relacionados

Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies