Noticias > Cultura > Exposiciones > MUVET, el segundo museo veterinario interactivo de España.

MUVET, el segundo museo veterinario interactivo de España.

Curan a los animales, ayudan a su reproducción y velan por la salud pública y el medio ambiente. La veterinaria es una profesión que no se conoce al cien por cien. Hablamos con José Marín Sánchez Murillo, Presidente del Colegio Veterinario de Badajoz y responsable del Museo Veterinario, para descubrir todo sobre este oficio y la creación del segundo museo veterinario interactivo de España.

¿Cómo surge la idea de crear el Museo Veterinario?

Era una idea que tenía en mente antes incluso de presentarme a las elecciones del Colegio de Veterinarios. Me parecía algo necesario para mostrar la historia de nuestra profesión y contar a la sociedad en qué consiste nuestra actividad, ya que nos conocen más por nuestra labor clínica, de sanidad y de salud animal.

¿En qué consiste el museo?

El museo tiene dos partes diferenciadas: la primera realiza un recorrido desde el neolítico hasta el siglo XIX, pasando por las distintas épocas. Desde Mesopotamia hasta el Renacimiento y el Humanismo. El segundo recorrido se inicia con la bienvenida al Siglo XX de la primera mujer veterinaria licenciada en España, la extremeña María Cerrato (nacida en Arroyo de San Serván y que ejerció su actividad en Calamonte). Además en este trayecto se encuentra la  gran mayoría de documentos y piezas donadas al Museo.

¿A qué público está orientado el museo?

Está dirigido a todo el mundo en general y en especial a los niños, de hecho las visitas de los centros educativos de la región son las más numerosas. El museo dispone de distintos recursos interactivos con el objetivo de que el visitante aprenda jugando. Se pueden destacar el Quiz Show, el Croma Vet o el microscopio educativo. Los alumnos finalizan la visita entusiasmados con la profesión veterinaria.

El MUVET también está dirigido a la comunidad científica, a la que ofrecemos nuestra documentación e información para que se haga uso de ella.

¿Qué ha supuesto para el Colegio Veterinario la creación del museo?

Posiblemente sea el legado más importante que deje cuando termine la gestión como Presidente del Colegio de Veterinarios. Creo que ha sido un acierto enorme; enseñar nuestro colegio que es el más bonito de España, difundir la historia de la profesión y mostrar qué hacemos en nuestra profesión. En el MUVET se trabaja de forma continua, próximamente se ampliará una sala dedicada a los ‘parásitos’. Además, la colección de piezas sigue creciendo, hecho por el que la exposición se ampliará con nuevos vitrinas.

¿Qué destacarías del museo?

La reacción que les produce en los visitantes cuando descubren el hilo conductor que recorre la sorprendente historia de la veterinaria. Se trata de una visita guiada, por lo que al público se le explica cada uno de los instrumentos utilizados a lo largo de la historia y su evolución. Por ejemplo, hay algunos artilugios que despiertan el interés debido a las curiosidades e historias que aguardan.

¿Cuál es la pieza o la parte más valiosa expuesta en el museo?

No podemos hablar de valor económico. Poseemos piezas que son muy curiosas: por ejemplo, conservamos antiquísimos triquinoscopios de proyección, un bisturí romano o el esqueleto del perro más antiguo de España, ‘Fíbula’.

¿Cómo habéis conseguido reunir tantos materiales e instrumentos?

Ha sido proceso costoso. Hemos tenido dificultades para conseguir que los veterinarios que poseen piezas valiosas, estuvieran dispuestos a donarlas. Sin embargo, a medida que culminaban las obras e iniciábamos la exposición, han sido numerosos los colegiados que han colaborado con la donación de múltiples instrumentos veterinarios, propios y de sus antepasados. Además, el Museo dispone de un espacio dedicado en exclusiva a la invención de la herradura, dada la importancia del caballo a lo largo de la historia, por su trabajo en el campo y por su importancia en las guerras.

Junto a ello, cuenta también con una espectacular colección de imágenes inéditas de la peste porcina africana (PPA), cuando se introdujo en Badajoz en el año 1960, donde se sacrificaron en un par de meses aproximadamente cincuenta mil cerdos.

¿Cómo ves el futuro del museo?

Creo que tiene un futuro increíble. La idea es crear una fundación para que entre el colegio y algún tipo de asociación de la historia veterinaria active y le den fuerza al museo para que no decaiga.

Artículos relacionados

Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies