Noticias > Cultura > Ocio > Turismo en Badajoz: La Ciudad Encendida

Turismo en Badajoz: La Ciudad Encendida

Badajoz no es sólo su catedral, su muralla y su Alcazaba. Badajoz es mucho más, es el color rojizo de los ladrillos de la Plaza Alta, la frescura del Guadiana o el encanto de San Francisco, porque sobre todo, Badajoz se traduce en vivencias, anécdotas y momentos que disfrutar entre sus calles.

La cultura es eso que se nos escapa de las manos a la hora de definirla. En principio, muchos asegurarían poder describirla sin apenas complicarse, pero en el momento de hacerlo comienzan los titubeos. La cultura es todo y algo más: son los farolillos alumbrando la Feria de San Juan, el flamenco y el fado mezclados de manera sensacional, las visitas guiadas al Fuerte de San Cristóbal, y el Festival de Cine con sabor ibérico en la terraza del López de Ayala. La cultura de Badajoz es todo eso y mucho más: son sus costumbres, su diversidad, sus gentes y su ciudad encendida.

La ciudad fundada en el año 875 por Ibn Marwan alberga entre sus callejuelas un pasado musulmán y cristiano que te transporta a épocas pasadas. Calles, edificios y monumentos que merece la pena visitar para conocer un poco más la ciudad pacense.

Badajoz en verano vive su época más dinámica y cultural, en la que la ciudad pacense despliega una amplia oferta de actos y fiestas con los que poder distraerse y disfrutar en vacaciones. Desde la Feria de San Juan a la Noche en Blanco, pasando por multitud de actividades que desarrollan los programas Vive el Verano y Vive la Noche. Junto a todos estos eventos veraniegos, las salas de exposiciones y museos continúan con su programación. Museos como el MEIAC, el de Bellas Artes o el Luis de Morales acogen varias exposiciones durante estos meses, así como la sala Vaquero Poblador o la Sala Europa.

La ciudad pacense es sus calles, su ambiente y su gente, al igual que lo son estos 12 sitios imprescindibles para visitar durante este verano.

La Plaza Alta

La Plaza Alta es uno de los lugares más conocidos de Badajoz. Durante la Edad Media fue lugar de zoco y de mercado, en cuyo entorno se situaba la judería de la ciudad. En la plaza pueden distinguirse dos partes: la zona norte, donde se encuentra el mirador de la ciudad, siendo la más antigua y de influencia medieval, mientras que la zona sur, donde se encuentra el Arco del Toril es más moderna, con tres edificios porticados decorados con esgrafiados de motivos geométricos. Entre 1899 y 1970 se instaló en ella un mercado cubierto que actualmente se encuentra en el Campus Universitario.

La Alcazaba

Se encuentra en la parte más elevada de la ciudad de Badajoz, rodeada por el recinto amurallado. Antiguamente se utilizaba para la defensa del lugar, y gracias a las construcciones que su interior alberga, nos podemos remontar a las funcionalidades que ha ido tomando a lo largo de la historia: alcazaba islámica, castillo medieval, ciudadela de la fortificación moderna, zona de ocio y equipamiento cultural y educativo en la actualidad.

La Alcazaba hoy día se encuentra ajardinada, rodeada por dispersas ruinas de edificaciones antiguas. Además, las recientes excavaciones arqueológicas realizadas permiten apreciar la belleza del lugar, disfrutar de un agradable paseo o sentarse en los jardines a contemplar los colores del atardecer.

La muralla abaluartada

Badajoz, junto con Portugal, fue clave en todo el sistema defensivo español, debido a su situación estratégica entre Madrid y Lisboa. En constante oposición a la fortaleza portuguesa de Elvas, a la que vigilaban y desde la que eran vigiladas, las murallas de Badajoz han sido fruto de los proyectos de numerosos ingenieros militares. Su muralla abaluartada es una fortificación militar formada por distintos elementos defensivos como torres, fuertes o fosos, construidos entre los siglos XVII y XVIII, que permaneció intacta hasta comienzos del siglo XX. Actualmente, la muralla se conserva integrada en un gran parque urbano con equipamientos sociales y culturales.

Catedral de San Juan Bautista

En época de Alfonso X se comenzó a erigir la catedral bajo advocación de San Juan Bautista, cuyas obras se dilatarían hasta el siglo XVI, cuando se construyeron los cuerpos superiores de la torre, con ventanas de estilo plateresco. En el interior destaca la sillería del coro, su órgano y el altar mayor. Cuenta con un rico museo con obras escultóricas del renacimiento italiano, pinturas de Luis de Morales o una rica colección de tapices. La Santa Iglesia Catedral Metropolitana de Badajoz se puede visitar en el centro de Badajoz, concretamente en la Plaza de España.

Paseo de San Francisco

En 1836 comenzó el embellecimiento del antiguo campo de San Francisco, en el que en 1894 se construyó el Quiosco de la Música y más adelante los quioscos de prensa. Es uno de los lugares que reúne más gente para disfrutar del verano pacense. El paseo alberga unos bancos de azulejos vidriados con motivos históricos muy característicos.

Plaza de España y Ayuntamiento de Badajoz

La Plaza de España es el punto central de la ciudad, que a día de hoy sigue siendo lugar de encuentro y ocio. La catedral y el palacio municipal abren sus puertas hacia esta plaza a la que llegan algunas de las principales calles del casco antiguo pacense. También puede observarse una escultura del pintor badajocense Luis de Morales, obra del escultor Gabino Amaya, alzada en el centro de la plaza desde 1925. En lo referente al palacio municipal, junto con su fachada clasicista destaca el Salón de Plenos, ricamente decorado con pinturas del artista Manuel Montesinos.

La Plaza de la Soledad

Es una de las visitas imprescindibles de la ciudad pacense. Tiene su origen en la Plazuela de la Soledad, abierta frente a la primera ermita de la Virgen de la Soledad, edificada en el siglo XVII donde hoy se alza el edificio de la Giralda. En esta plaza conviven otros edificios de estilo historicista de principios del siglo XX junto a una estatua del cantaor Porrina de Badajoz.

Puerta de Palmas

Unida al Puente de Palmas, es uno de los monumentos que pueden divisarse en el centro de la ciudad. Fue edificada en la primera mitad del siglo XVI sobre la antigua cerca medieval y luego añadida a la fortificación moderna. A principios del siglo XX la Puerta de Palmas aún estaba unida a la muralla y contaba con rampas de acceso y un cuerpo de guardia exterior.

Fuerte de San Cristóbal

Al otro lado del Puente de Palmas se encuentra el Fuerte de San Cristóbal, la primera de las construcciones que se levantaron en la fortificación moderna de Badajoz. Tras cientos de años de uso militar el fuerte es hoy día ya innecesario militarmente, por lo que se ha rehabilitado para albergar el Centro de Visitantes, el principal núcleo museístico dedicado a la fortificación abaluartada de Badajoz.

Plaza de San José

Cerca de la Puerta del Capitel que da acceso a la Alcazaba se encuentra la Plaza de San José. A partir del siglo XV se autorizó construir viviendas porticadas, de las que perviven las conocidas como casas mudéjares. La Plaza de San José se separó de la Plaza Alta con la construcción del Arco del Peso en 1664.

Museo Arqueológico Provincial de Badajoz

El museo se localiza en la Alcazaba musulmana de la ciudad. En su interior se exponen más de 15.000 piezas procedentes de los yacimientos arqueológicos de la provincia, pudiendo contemplarse desde elementos arquitectónicos visigodos a mosaicos romanos, pasando por cerámicas y lápidas funerarias árabes. Especialmente relevante es la colección de estelas de la Edad del Bronce, una de las más completas de la Península Ibérica.

El Parque del Guadiana

El Parque del Guadiana se creó en 2015 en la margen derecha del río a su paso por la ciudad. Es el parque más utilizado por los badajocenses para disfrutar de sus singulares valores paisajísticos y sus modernos equipamientos deportivos y de ocio. El parque, que se extiende entre los cuatro puentes que atraviesan el Guadiana, cuenta con un embarcadero, diferentes pistas deportivas, juegos infantiles, kioscos, cafeterías y un aparcamiento para autocaravanas.

Badajoz abre las puertas al turismo de sensaciones de la mano de su Ciudad Encendida, proyecto que pone en valor  rincones emblemáticos y el patrimonio pacense. Es el momento de que aportes tu rayo de luz en esta ciudad encendida.

Para más información, puedes visitar la página web de Turismo Badajoz.

Artículos relacionados

Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies